Tarjetas de crédito; Una herramienta de doble filo

Tarjetas de crédito; Una herramienta de doble filo

¿Has escuchado frases como estas?:

“No saques una tarjeta de crédito, solo arruinara tu historial crediticio”

“Esos bancos solo quieren sacarte dinero, no saques una tarjeta de crédito”

“Tener una tarjeta de crédito es lo peor que puedes hacer, solo te cobran interés tras interés”

“Mi tío saco una tarjeta de crédito y se endeudo mucho, por eso solo ocupo tarjeta de debido”

Alguna vez te has preguntado ¿Qué tan cierto son esas frases? Desde pequeño siempre me inculcaron que a medida de lo posible tratara de ahorrar y que nunca ocupara ningún préstamo o sacara algún crédito, ¿A qué se debía esto? Bueno principalmente por rumores que habían escuchado por otras personas, por experiencias observadas y por el miedo a pagar los altos intereses de ocupar alguno de estos servicios. Conforme fui creciendo me fui informando y gracias al desarrollo tecnológico me fue más fácil acceder sobre estos temas, empezando a probar primero con tarjetas de debido de bancos tradicionales hasta Fintech (empresas que usan tecnología para brindar servicios financieros). No fue hasta que me di cuenta de que en varias épocas del año siempre había publicidad con respecto a abrir una tarjeta de crédito y como es que estos brindaban diferentes beneficios como lo son los meses sin intereses, permitiéndote pagar productos y que el costo de estos productos se difiriera a una cantidad de meses, pero sin pagar intereses.

Con el paso del tiempo tomé la decisión de sacar una tarjeta de crédito. Y te estarás preguntando ¿Qué tiene que ver tu vida y tu experiencia con las tarjetas de crédito? Bueno la razón principal es porque, así como yo, muchas personas no saben lo que es una tarjeta de crédito y los beneficios que puede traer o en el peor de los casos, vivir con el miedo de poseer una tarjeta de crédito debido a todas las ideas erróneas y malas experiencias que han escuchado. Es así como llegamos al título de este artículo, ya que con la información que te proporcionare te darás que cuenta de que una tarjeta de crédito es una gran herramienta que te brinda diversos beneficios siempre y cuando sepas usarla, de lo contrario los rumores y las malas experiencias que has escuchado sobre las tarjetas de crédito podrían pasarte a ti.

En el 2018, de acuerdo con la ENIF (Encuesta Nacional de Inclusión Financiera), 54 millones de personas de 18 a 70 años (68%) tienen al menos un producto financiero. Así mismo, el 47% de los adultos en México tienen una cuenta en un banco o institución financiera. ¿Por qué es relevante mencionarlo? Bueno se debe a que en pleno siglo XXI, una gran parte de la población no tiene conocimiento sobre esta tecnología financiera y es más alarmante cuando pensamos que esta población no puede acceder un servicio de tarjeta de crédito excluyéndolos de la posibilidad de generar un historial crediticio. Es por eso, que es importante romper con el mito que tienen muchas personas con respecto a las tarjetas de crédito y a otros servicios financieros. 

Por consiguiente, te explicare porque es importante contratar este servicio, pero primero hay que entender ¿Qué es una tarjeta de crédito?  Una tarjeta de crédito al igual que una tarjeta de debido es un servicio financiero que te brinda instrumentos para poder manejar, administrar tu dinero y sobre todo permitirte créditos. La diferencia principal entre una tarjeta de debito y una de crédito es que la primera deduce el dinero que posees en tu cuenta bancaria permitiéndote realizar compras en tiendas o por internet, así como también retirar dinero de tu cuenta usando un cajero electrónico. Mientras que la segunda, se refiere al dinero recibido como préstamo por el banco hacia la persona que tiene una tarjeta de crédito y que debe pagarse, con intereses en una fecha posterior. En este sentido, las tarjetas de crédito te permiten financiarte de diversas maneras como lo son; pagar a plazos y hacer tus compras sin necesidad de desembolsar el total del pago siempre que no se exceda el límite concedido por el banco, cosa que no ocurre con una tarjeta de débito ya que el importe se carga directamente en la cuenta del titular, y se descuenta directamente del saldo que este tenga.

Y te preguntaras ¿Por qué debería sacar una tarjeta de crédito si no la necesito? La principal razón es porque esta herramienta te permitirá generar un historial crediticio (informe que registra el comportamiento financiero sobre el uso correcto de préstamos y créditos otorgados), aunque en este momento tal vez puedas considerar que no lo necesitas a futuro te darás cuenta de que sí, ya que este es un pase que te permitirá un acceso a un crédito mayor después. Es decir, que si deseas comprar una casa o un auto o algo con un valor alto podrás acceder a créditos que te permitirán facilitar poseer esos patrimonios.

Pero entonces ¿Qué beneficios tiene una tarjeta de crédito? Bueno va a depender de cada tarjeta de crédito, algunos te dan más beneficios que otras. Sin embargo, las más importante son;

  1. Te permite generar un historial crediticio.
  2. Te ayuda a financiar tus compras (te presta dinero para que puedas adquirir productos o servicios que vayas a comprar ya sea que se cuente o no con el dinero para hacerlo, ya sea de un monto o a pagos diferidos por meses ya se con o sin intereses bajo la promesa de devolverlo en un tiempo determinado)
  3. Tienes compras con seguridad (tienes un historial de las compras que haces con tu dinero dándote a ti el control para usar tu crédito de forma responsable)
  4. Tienes acceso a descuentos, promociones o inclusive seguros

Sin embargo, es importante entender que el poseer estos beneficios conlleva también al manejo y uso responsable de estos. Lo que significa que, si aprendes a utilizar estos beneficios y eres responsable, todas esas malas experiencias que tuvieron otras personas con respecto al uso inadecuado las tarjetas de crédito no te sucederán a ti. De lo contrario si no eres responsable acabaras teniendo una gran cantidad de intereses que te perjudicaran económicamente. Es por eso que el titulo del articulo hace relación con el uso correcto de estas herramientas financieras, ya en otra ocas

ión hablare sobre recomendaciones para usar tarjetas de crédito de forma responsable. Sin embargo, te recomiendo que antes de pedir una tarjeta de crédito, te informes sobre los beneficios y los costos que pudiera tener. Tener una tarjeta de crédito no es un problema en sí, el manejo y uso irresponsable de esta lo es.

Fuente: Soctiabank; BBVA