Storyboard: el arte de animar sobre papel

Cuando llevamos a cabo un nuevo proyecto audiovisual (cortos, películas, spots publicitarios, videoclips, etc.) es fundamental crear un guion con las imágenes que queremos plasmar.

En resumen, un storyboard, es un conjunto de ilustraciones presentadas en viñetas de forma secuencial con el objetivo de servir como guía para entender y previsualizar las escenas que van a grabarse. Muchas veces usamos el término “guion gráfico” para referirnos a los storyboards, y es que gracias a él podemos hacernos una ligera idea de lo que veremos luego en la pantalla.

La creación del storyboard se atribuye a Georges Méliès. El proceso de storyboarding, en la forma que se conoce hoy, fue desarrollado por Webb Smith en el estudio de Walt Disney durante principios de los años 1930, después de varios años de procesos similares que fueron empleados en Disney y en otros estudios de animación. El storyboarding se hizo popular en la producción de películas de acción viva durante principios de los años 1940.

A partir de entonces otras compañías cinematográficas copiaron este método para llevar a cabo sus producciones, convirtiéndose a día de hoy en un elemento totalmente indispensable en infinidad de rodajes. Y es que, además de en películas, se usan storyboards para videoclips, en videos corporativos e incluso en cinemáticas de videojuegos.

Para hacer un storyboard hay que contar previamente con un guion, y es que a la hora de elaborarlo partiremos siempre de un texto que funcione como una guía que debemos seguir. Este tipo de guion no es nada más que la narración de nuestra producción, en él se relata la acción principal que nos lleva al resultado final del mismo.

A la hora de dibujar no es necesario ser muy detallistas, ya que se compone de bocetos rápidos y simples de forma que el resto del equipo de rodaje pueda entenderlo con facilidad. Además, podemos añadi

r una breve descripción debajo de cada plano en la que incluir diferentes indicaciones, frases de los personajes, movimientos de cámara, etc.

Esta forma de representar ideas es muy útil para directores de arte o diseñadores gráficos que trabajen en el campo de la publicidad visual.

 

Autor entrada: Lea Lakshmi