Reina de Carnaval de Veracruz convertida en Asesina

Evangelina Tejera nació en 1965 en el Estado de Veracruz, su padre Jaime Tejera era un médico renombrado que en aquella época vivía junto con su esposa y su otro hijo, pero esto no duraría tiempo ya que su separación fue inminente y Evangelina termino viviendo únicamente con su hermano y su madre.

Al pasar el tiempo Evangelina no se sentía tan cómoda con esta situación, porque su madre le realizaba reproches por tener que gastar más dinero, así que decidió mudarse con su padre, al parecer allí se sentiría más acogida, él la apoyó en todo momento, la ayudó a convertirse en una señorita e incluso tenía más tiempo libre y aprendió muchos deportes.

En 1983 Evangelina decide postularse para reina del carnaval y debido a su belleza y contactos muy influyentes logro alzarse con la corona. 

Después de tal importante suceso Eva trataba más con la prensa, se volvió en alguien reconocido en el mundo de la farándula. Tanta fue su fama que no supo manejarla, al grado de ingerir bebidas alcohólicas frecuentemente y consumir todo tipo de drogas.

Tuvo un amorío con un amigo de su padre y resultó embarazada, pero éste decidió no hacerse cargo y la abandonó. Dio a luz a dos varones y se fueron a vivir a un departamento los tres. Tuvo varias relaciones y siempre se daban con hombres que la maltrataban y la dejaban. Su familia para este entonces dejó de apoyarla porque no veían un cambio en ella y su estilo de vida que consideraban “parrandero”.

En 1989 llegó a decirse que ella se desesperó por algo o estaba drogada y no se dio cuenta de la gravedad del asunto, terminó asesinando a sus dos hijos en su casa. Los azotó contra el piso y murieron en el impacto, hizo pedacitos sus cuerpos y los metió en dos macetas que tenía dentro de su hogar, dejándolos ahí aproximadamente 1 mes mientras ella actuaba como si nada hubiese pasado.

justify;">Un día acudió su hermano a la casa de Eva y le preguntó por los niños, al entrar en pánico se puso a llorar y le confesó que los había matado. Sin dudar el hermano acudió con las autoridades y comenzaron la investigación, encontrando a los pequeños por partes en las macetas tal como lo había confesado.

Se le sentenciaron 20 años de prisión a esta ex reina del carnaval sin libertad condicional, pero hasta ahora no se sabe nada de ella.

Autor entrada: Monika Peredo