¿Qué sucede con los migrantes centroamericanos en esta crisis sanitaria?

¿Qué sucede con los migrantes centroamericanos en esta crisis sanitaria?

Su mirada calcula cada paso, se mantienen siempre alerta, a la espera de una señal. Siguen aferrándose a la Bestia, corren a su lado en busca de una mano que los ayude a subir. Ahora son pocos, ante la pandemia por Covid-19 se ha notado una disminución de migrantes centroamericanos que intentan cruzar el territorio mexicano para llegar a Estados Unidos. No detienen sus intentos porque el hambre y la angustia tampoco lo hacen. Caminan cientos de kilómetros, muchas veces con bebés en brazos o junto a personas discapacitadas. Ante la crisis que viven en sus países, decenas de centroamericanos van en busca del utópico sueño americano, poniendo su vida y la de su familia en riesgo.

A pesar de los esfuerzos para evitar contagios, los migrantes de

portados son puestos en celdas y cuartos junto a una centena de personas, sin importar la implementación de la Jornada Nacional de Sana Distancia. Muchos de los que lograron llegar y se quedaron en Estados Unidos viven en situaciones precarias por falta de empleo y exponen su salud al salir en busca de alimento y trabajo.

El panorama es desolador. A pesar de que se ha pedido a Estados Unidos que frene las deportaciones, cientos de migrantes centroamericanos son detenidos y enviados a sus países con el peligro de contraer el virus. Quedarse en sus lugares de origen conlleva el mismo riesgo, pues la crisis aumenta y no pueden quedarse de brazos cruzados, tienen que salir cada día y buscar el sustento de sus familias. Ahora, la situación es peor, los migrantes salen de sus hogares y la esperanza de volver es mucho menor. Cientos de ellos perderán la vida y no habrá oportunidad de que sus cuerpos sean reclamados, sólo serán parte de las cifras que esta pandemia dejará.