¿Qué es el efecto placebo?

¿Qué es el efecto placebo?

Muchas veces hemos escuchado o incluso probado diferentes “remedios caseros” para curar alguna enfermedad o síntoma que se nos presente. Lo curioso es, que después de haberlos consumido nos sentimos mejor, pero, lo que realmente estamos experimentando es el efecto placebo, muy común en la mayoría de medicamentos “cura todo”.

Un placebo es cualquier sustancia, inerte sin capacidad de curación que produce un efecto positivo en un paciente, un placebo puede ser desde una pastilla de azúcar hasta un procedimiento sin significancia.

Desde el siglo XVIII los médicos usaban placebos cuando creían que el paciente sufría de una enfermedad imaginaria. Aunque ya eran conocidos estos métodos, no se había estudiado su efecto. Durante la Segunda Guerra Mundial el anestesiólogo Henry Beecher desesperado al no tener morfina para anestesiar a los heridos, inyecto solución salina los soldados, los pacientes sentían alivio como si hubieran recibido una droga y se acuñó el término efecto placebo.

Pero ¿cómo algo que no es un medicamento per se puede hacerte sentir bien? Se ha encontrado que la respuesta es la expectativa que se tiene al consumir dicha pastilla. El efecto placebo es la expectativa propia y motivación de que un tratamiento funcione. Las personas que creen que el tratamiento va a funcionar, tienen un efecto placebo más fuerte, sin embargo, aun cuando se tiene una actitud neutra se es susceptible al efecto del placebo, esto se debe a que el ritual de tomar una pastilla o someterse a un tratamiento enciende regiones en el cerebro asociados con la expectativa, por lo que el cerebro empieza a segregar dopamina que hace que te sientas bien, y analgésicos naturales como endorfinas y otros opioides.

El efecto placebo es tan importante que, antes de que una medicina se libere al mercado se compara el efecto de la medicina contra el efecto placebo, si la medicina tiene efectos estadísticamente significativos entonces es aprobada, sólo una de cada diez medicinas lo logra.  Hoy en día los ensayos clínicos prefieren comprar un medicamento nuevo contra uno que ya está en el mercado, o se les advierte a las personas que lo que están tomando podría ser un placebo. Sorprendentemente el efecto placebo es tan fuerte que aun cuando a una persona se le dice directamente que lo que está tomando es un placebo puede reportar una mejoría.

Así como un placebo te hace sentir mejor, también te puede hacer

sentir peor si eso es lo que se espera. Imagina que eres parte de los ensayos clínicos para probar un nuevo medicamento, te advierten de efectos secundarios como depresión o salpullido y podrías llegar a presentar estos síntomas, aunque a ti te hayan dado cápsulas de azúcar a esto se le conoce como el efecto nocebo.

Siempre es importante recordar que, los placebos son potentes y te pueden hacer sentir mejor, pero no te curan, sólo disminuyen el padecimiento momentáneamente y cambian tu percepción.