Posadas navideñas, más que una tradición

Posadas navideñas, más que una tradición

¿Qué actividades son las que no pueden faltar hacer durante la temporada navideña? ¡Las posadas!, con ponche calientito, piñatas, historias religiosas, canastas de dulces, luces de bengala y comida deliciosa. Los orígenes de estas posadas navideñas combinan el espíritu prehispánico de los guerreros aztecas, con el mestizaje de la Colonia Española.

Se cuenta que, los aztecas celebraban durante el mes del Panquetzaliztli (diciembre) la llegada de su Dios Huitzilopochtli iniciando su festejo el 6 de diciembre con duración de 20 días. En esta celebración anual, se llevaban a cabo deliciosos banquetes y colocaban banderas en los árboles frutales, mientras que, en el templo principal ponían estandartes.

Cuando los españoles llegaron a México, establecieron nuevos festejos llamados misas de aguinaldo. Estos se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre. Eran realizadas al aire libre, se leían pasajes y se hacían representaciones alusivas a la Navidad, lo que hoy conocemos como Pastorelas. Como parte de estas tradiciones, se daban a los más pequeños regalos llamados aguinaldos. Pero, después de la Independencia de México, esa costumbre desapareció casi en su totalidad. En el intento por rescatar estos rituales, los fieles seguidores los llevaron a cabo en sus propias casas, así iniciaron las Posadas.

Estas fiestas representativas se realizan nueve días antes de la Navidad. Inician el 16 y el gran cierre es el 24 de diciembre. Con el tiempo, estas tradiciones fueron transformándose, al incluir elementos de cada religión. Lo que ha perdurado es el ambiente navideño de la temporada, las tradicionales letanías para pedir

posada, la comida típica de cada región, las piñatas y todo el ambiente de fiesta y color que los mexicanos le agregamos a nuestros festines. Entre la gastronomía de temporada más popular de estas tradiciones de México, están: los antojitos, los buñuelos, el ponche de frutas, tamales, entre otros alimentos.

Con tantos cambios en este año 2020, esperemos que las posadas como las conocemos no se vean afectadas, o bien, se adapten a la nueva normalidad, para así poder tener una convivencia alegre y navideña.