¿Por qué se le dice café “americano”?

¿Por qué se le dice café “americano”?

Una de las bebidas más famosas del mundo, aquella que viene incluida, casi, en un desayuno o bien, como muchos mexicanos lo prefieren, acompañando un delicioso pan de dulce. Conocemos muchas facetas sobre este elixir llamado café: frío, caliente, con leche, con azúcar, licor, entre otras cosas más. Pero la más famosa, popular y, también, económica es el café “americano”. ¿Pero qué tiene que ver América con esa bebida? En este breve artículo te lo cuento.

Cuenta la leyenda que la designación surge durante la segunda guerra mundial. Las tropas estadounidenses se asentaron en Italia durante su labor en dicho conflicto bélico, y cuando estos soldados pedían un café en esas tierras, los italianos se lo daban expresso, tal y como ellos toman su café. Cabe mencionar que este expresso es un molido fino que se extrae directamente del grano con agua caliente. Dicho de un modo coloquial, solamente se sirve el extracto del café.

El expresso resultaba ser muy fuerte para las tropas estadounidenses y, por lo tanto, pedían que se les rebajara la intensidad porque ellos estaban acostumbrados a un tipo de café diferente, más suave. ¿Cómo se resolvieron el problema los italianos? Agregaron agua caliente para diluirlo un poco.

El paso del tiempo, la llegada de más tropas de los Estados Unidos elevó la demanda en los lugares y casas. Así que para decir que tenían la bebida que estos querían, los lugareños italianos escribían y daban un “café tipo americano”, es decir, su expresso pero con agua caliente.

Esto llegó a ser tan popular que sobrepasó sus límites geográficos italianos y se popularizó por todo el mundo. Sin embargo, para los expertos, el café “americano” tiene que ver con la preparación más que con la historia como tal.

Este tipo de café se caracteriza porque la preparación lleva un filtro y se hace mediante gota mediante un mecanismo otorgado por una máquina; la famosa cafetera que todos conocemos. Digamos que es la forma tradicional de presentar el café en Estados Unidos. Pero lo que sí

es claro es que el café “americano” es más suave.

Y ya que andamos hablando sobre café. La palabra proviene precisamente del italiano caffe que a su vez es descendiente de turco kahve y del árabe qahwa. Quizá una amalgama de estas palabras dio origen a lo que conocemos como café.

Fuente: My Coffee Box