¿Por qué se dice que “la curiosidad mato al gato”?

¿Por qué se dice que “la curiosidad mato al gato”?

Uno de los grandes mitos sobre los gatos es que son animales especialmente curiosos, debido al famoso dicho de “la curiosidad mato al gato”. Este antiguo refrán que nos enseñan desde pequeños, era una forma de indicarnos que no fuésemos indiscretos o entrometidos, y también nos viene a decir que los gatos son tan indagadores que ponen regularmente en riesgo sus siete vidas por las ansias de saber, pero en verdad muy pocos gatos hacen esto.

Los gatos no son más curiosos que otros animales, pero si el dicho no es verídico ¿cómo surgió? El refrán tiene origen inglés y se empezó a utilizar en el siglo XVI. Resulta que la forma original del refrán era “Care kills a cat” pero a medida que el tiempo fue pasando, la palabra “care” se cambió por “curiosity” y se quedó con “curiosity killed a cat”. Traducida textualmente significa que, la pena o preocupación mato al gato. Dicha frase estaba relacionada con la salud, ya que señalaba que la excesiva inquietud y preocupación es una actitud perjudicial para la salud de las personas, que pueden llegar a enfermarse e incluso morir de forma prematura.

Se debió elegir como ejemplo a los gatos porque, generalmente, son animales muy cautos y cuidadosos con todos sus actos y movimientos, siendo poco sociables y queriendo descubrir por si mismos sus dudas sufriendo bastante estrés, aunque la realidad depende totalmente del gato, algunos ambiciosos mininos son lo suficientemente audaces para enfrentarse a situaciones novedosas, pero la mayoría son mucho más prudentes, suele elegir inspeccionar

cualquier cosa o lugar desconocido desde una distancia segura.

Normalmente siempre se suele soltar la primera parte del dicho y se tiende a olvidar la otra que ya se empezó a utilizar a principios del siglo XX. “la curiosidad mato al gato, pero la satisfacción lo trajo de vuelta”.

Hay que saber ocupar este refrán para ciertas situaciones y no para nuestra vida en general, ya que, el ser humano es curioso por naturaleza, siempre nos preguntamos el porqué de las cosas y estamos pendientes de observar, descubrir, descifrar, investigar y explorar, ver más allá de lo que a simple vista se nos presenta.