Origen de la tradicional Rosca de Reyes

Origen de la tradicional Rosca de Reyes

El festejo del 6 de enero existe desde hace tiempo y, como ya es tradición, en México muchas familias se reúnen en torno a una deliciosa Rosca de Reyes para convivir. Pero si pensabas que la tradición era exclusiva del país, te equivocas, pues se conoce en casi todo el mundo.

La degustación de pan con dátiles e higos nos lleva hasta la saturnalia romana, la cual era una festividad en honor al dios Saturno que tenían lugar del 17 al 23 de diciembre y coincidía con el solsticio de invierno. Con la llegada del cristianismo se intentó revocar estas celebraciones consideradas paganas que se encontrarían a la par con la Navidad. Fueron los mismos romanos quienes iniciaron la costumbre de esconder una haba dentro del pan.

Durante la Edad Media en países como Francia y España la preparación ha variado con el paso de los años. En México llegó en el siglo XVI y la haba fue sustituida por muñequitos hechos de porcelana, en la actualidad de plástico.

En Estados Unidos se llama King´s Cake y forma parte de las festividades del Mardi Gras en Nueva Orleans, en Bélgica, Francia, Canadá y Suiza se conoce como gâteau de Rois, en Portugal se llama Bolo Rei y es similar a la que conocemos aunque más pequeña. En Grecia degustan la vasilopita, una especie de dona menos vistosa que la rosca que conocemos, en Hispanoamérica se le denomina rosca o roscón de Reyes, y en Cataluña, tortell.

De acuerdo con el Museo de Arte Popular, la Iglesia Católica celebra La Epifanía, vocablo griego que significa manifestación, aparición, para recordar la revelación de Jesús ante los Reyes Magos o Santos Reyes.

Cuenta la historia que tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, montados en un camello, un caballo y un elefante, viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella, para adorar a un profeta recién nacido y llevarle tres ofrendas: oro, incienso y mirra. Los tres “Reyes del Oriente” encontraron al Niño, quien tenía tres días de nacido, se postraron ante él y le dieron las tres ofrendas.

100vw, 300px" />

Para los cristianos, la forma ovalada de la rosca, representa el círculo infinito del amor a Dios. Las frutas secas cristalizadas que adornan el pan, simbolizan las joyas incrustadas en las coronas de los Reyes Magos, el muñeco escondido, representa al Niño Jesús. 

Es así que hoy en día, en la madrugada del día 6 de enero, los niños reciben regalos que los reyes les dejan en sus casas, en representación de los obsequios que los Reyes Magos le llevaron al Niño Jesús.