Miyuki Ishikawa: La matrona asesina

Miyuki Ishikawa nacida en 1897 al sur de Japón, se graduó de la universidad y su carrera la llevó a ser matrona en un hospital donde tiempo después llegó a ser directora. A pesar de dedicarse profesionalmente a atender partos ella nunca tuvo hijos propios.

Según la opinión pública, Ishikawa era una mujer bondadosa y le preocupaba el destino de sus pacientes del hospital donde trabajaba, pero no sabían el trasfondo de su amabilidad.

Dado que en esas fechas el aborto era ilegal en ese país, las parejas que tenían hijos procedían a abandonarlos, ya que en ocasiones la situación económica no era buena para un bebé. Miyuki buscó ayuda para los recién nacidos, organizaciones o servicios sociales, pero no resultó nada satisfactorio; así que, estresada por el impresionante número de bebés que tenía en ese hospital y de padres que no tenían cómo sustentarlos, optó por una manera más drástica, matarlos.

El modus operandi de Miyuki era dejar a los recién nacidos sin comida, si lloraban no permitía que alguien buscara la forma de callarlos, provocando ahogamientos y descuidos para así asesinarlos. Muchas trabajadoras de ese hospital decidieron abandonar sus puestos, ya que no veían correcto las acciones que su jefa tomaba.

Junto con su esposo se le ocurrió la idea de hacer un negocio con todo esto y era de que los padres pagaran una elevada cantidad de dinero a cambio de matar a sus hijos no deseados. Claro que esto no lo harían solo ellos dos, también involucraron a otro médico para falsificar papeles y otra asistente.

Para 1948 unos oficiales hicieron inspecciones de lugares y dieron con una funeraria que encontraban muy sospechosa. Al entrar al lugar encontraron varias cajas con cuerpos de bebés recién nacidos, así que comenzaron a interrogar al encargado, nervioso tuvo que confesar todo lo que hacían Miyuki, su esposo y el médico que los apoyaba.

A los cuerpos que pudieron examinar, descubrieron que habían fallecido por negligencia, por no alimentarlos y por sofocamiento. Se hizo un aproximado de cuerpos de bebés y dieron con una cantidad de 100 a 170 infantes.

gn: justify;">Ishikawa trató de lavarse las manos diciendo que ella no era la única culpable, ya que no hubiera podido hacerlo sin el consentimiento de los padres y aunque causó revuelo entre el público se le dieron 8 años de cárcel a ella y a su esposo, a los cómplices solo les dieron 4 años en prisión.

 

 

Autor entrada: Monika Peredo