Mary Bell, la niña que asesino con 11 años de edad

Mary Bell desde su infancia presenció eventos perturbadores que la marcaron de por vida, con una cara de ángel, pero con una mente criminal. Nacida en 1957 en Inglaterra, vivía solo con su madre, Betty Bell, que era una prostituta e involucró a su hija en ese negocio cuando Mary solo tenía 5 años de edad, teniendo contacto sexual con hombres, clientes de su madre que también era alcohólica y drogadicta. No solo pasaba eso en su vida, sino que su madre trató varias veces deshacerse de su pequeña, argumentando que Mary era la que intentaba suicidarse y se lastimaba solo por recibir atención. Así que Mary Bell entendió que el amar se manifestaba a través de las torturas y el dolor, formando así comportamientos psicópatas o anormales para alguien de su edad, torturando y matando animales como gatos solo por placer.

En su escuela varias madres se quejaban porque Mary violentaba a sus hijas. Para el 25 de Mayo de 1968, cumplidos los 11 años esta pequeña realizó su primer asesinato. 

Martin Brown con tan solo 4 años de edad fue la primera víctima de Mary, a base de engaños lo llevó a una casa abandonada en donde lo estranguló y mató sin piedad, retirándose así sin dejar alguna marca o pistas de quién podría ser el asesino. El mismo día de la desaparición del niño sus padres dieron aviso a las autoridades y el día siguiente encontraron el cuerpo del pequeño sin vida, los policías llegaron a la conclusión de que podría ser una persona adulta la que había cometido el delito.

Norma Joyce era la única amiga que tenía Mary, ésta era mayor por dos años y ambas tenían un comportamiento bastante similar, les gustaba molestar a las niñas y asustar a la gente. Juntas entraron a una guardería para destrozar algunos muebles y escribir con gis en una pared “YO ASESINÉ… ASÍ QUE TAL VEZ LO HAGA DE NUEVO”, pero la policía lo tomó como una broma de niñas.

En Julio de 1968 aconteció el segundo homicidio. Un niño de 3 años llamado Brian Howe, junto con Norma lo llevaron cerca del lugar en donde había pasado el primer crimen, primero lo estrangularon, después con unas tijeras cortaron su pene y finalmente con un rastrillo marcaron las iniciales “MB” en su torso.

Días después de haber matado a Brian, Mary fue a casa de sus padres pre

guntándoles cómo se sentían y si sabían de la persona que pudo matarlo y, esto levanto sospechas en los policías, quienes finalmente terminaron por interrogar y llevar a Mary a juicio por sus crímenes. En el juicio Mary confesó los asesinatos y no mostró remordimiento por ellos. Termino condenada a cadena perpetua.

 

Autor entrada: Monika Peredo