Mandalas como terapia creativa

Mandalas como terapia creativa

Las enfermedades mentales al igual que las enfermedades físicas deben ser tratadas con la misma importancia y preocupación. La salud mental implica bienestar personal y emocional de cada uno. Hablar de ello no significa ser el más inteligente ni sobresalir en evaluaciones de coeficiente intelectual.

Referirse a salud mental es hablar de personas que reconoce sus habilidades, superan el estrés cotidiano, trabajan de manera productiva, aceptan la capacidad al cambio y la realización emocional en busca de sus objetivos.

Existen distintas actividades terapéuticas que son empleadas para tratar diferentes tipos de problemas mentales de diversa gravedad en todo tipo de población, desde la niñez hasta las personas de la edad adulta.

Una de estas actividades es la terapia artística en la cual, desde mi punto de vista es una de las maneras más creativas e interesantes de expresar los sentimientos y las emociones. Expertos mencionan que el arteterapia produce mejoras en el estado de ánimo, en habilidades interpersonales, autoestima y reduce los niveles de estrés.

Las mandalas son un claro ejemplo de ello, aunque muchas de las personas desconocen que colorear y dibujar tienen un gran número de beneficios en la estabilidad emocional, concentración e inspiración creativa.

Estas formas circulares rellenas de figuras geométricas permiten que las personas centren su concentración en el dibujo, que se olvidan de los pensamientos negativos que son recurrentes en la mente. Otros de los puntos positivos que genera realizar esta actividad es que te dedicas tiempo a ti, en muchas ocasiones no sabemos qué actividad de ocio realizar, no tenemos ánimos y terminamos eligiendo actividades poco productivas.

Colorear mandalas es una actividad que se puede hacer en cualquier momento, estas concentrado en ti, en tus emociones, así como en tus pensamientos. Tú eliges los colores y el diseño de tu mandala, no está demás intentar realizar esta actividad no existe escusas para el que no sepa dibujar, el coloreado de estas figuras esta al alcance de todos.

Finalmente es importante aclarar que no sustituye cualquier método de rehabilitación si no es un complemento beneficioso al desarrollo mental, trayendo incluso estímulos cerebrales que benefician el sistema inmunológico, endocrinológico y neurológico.

Como se había mencionado anteriormente, el realizar terapias con recursos artísticos tienen consecuencias positivas en los diferentes tipos de situaciones o problemas de salud mental, por lo que las hace compatibles con tratamientos complejos. Los colores, texturas y diseños que se utilicen en cualquier practica artística para terapia, le permiten a un profesional conocer aspectos profundos

del padecimiento.

 Realizar este tipo de actividades es para todos y no necita que tengan un talento en especial, ya ­­­que su objetivo no es exponer las obras si no es mejorar tu bienestar y calidad de vida. Observar los resultados de tu actividad será de gran ayuda para que reflexiones sobre tu mundo interno.

Fuente: Dumas, Mercedes y Aranguren, María (2013).