La viral y perturbadora historia del perro que come cereal con una cuchara

La viral y perturbadora historia del perro que come cereal con una cuchara

Hace unas horas en redes sociales miles de usuarios quedaron perturbados tras leer la historia del perro que come cereal con una cuchara.

El usuario nos cuenta lo siguiente a través de su perfil de Facebook:

Hace como tres años mi primo y tío paterno nos invitaron a mi papá y a mí al estadio local a ver el partido del Cruz Azul, habíamos quedado que mi padre y yo íbamos a pasar por ellos en el carro y ya de ahí nos íbamos al estadio. Al llegar a su casa mi primo salió con que también teníamos que llevar a su hermanito de seis años porque de último momento la señora que lo cuida canceló.

Como pudimos lo colamos al estadio, total si nos la hacían de refuego pues comprábamos una reventa.

El caso es que acabó el partido, perdieron 1 – 0 por lo que ya íbamos de regreso a la casa de mi tío para dejarlos. Llegamos a la casa del tío, se bajaron mis primos pues les andaba del baño, pero mi tío se quedó platicando en el coche con mi papá. De repente de la de la casa de mi tío comenzaron a escucharse unos gritos bastante horripilantes, como si estuvieran torturando a alguien, por lo que los tres nos bajamos para ver qué pasaba, yo ya iba con la idea de que íbamos a linchar a un ladrón.

Nos metimos a la sala y mi primo estaba todo despeinado con la cara roja haciendo ademanes muy grotescos y gritando como la doña de la película del conjuro, mi primito estaba llorando escondido abajo de la mesa de centro.

Creíamos que mi primo, el mayor se estaba convulsionando, le metimos un trapo en la boca, al punto de que mi tío estaba desesperando, ya casi quería chillar, trataba de hablarle a mi primo, pero como que no nos podía escuchar o al menos no nos hacía caso. Luego lo amarramos a una silla mientras gritaba, pero ya después de un rato se calló y se puso a llorar en silencio.

Seguimos tratando de hablarle, pero parecía no entender.

Mientras tanto a mi primito quien todavía andaba chillando, pero se encontraba ya más tranquilo le preguntamos qué fue lo que pasó, él dijo que cuando llegaron vieron al perro comiendo cereal con cuchara, y justo en ese momento mi primo grande otra vez se puso como loco, mejor le hablamos a una ambulancia porque no sabíamos que más hacer.

Ya que se lo llevaron de allí lo mandaron a una clínica para loquitos y en pocas palabras nos dijeron que después del suceso había quedado con severos daños.

Con el calor de la situación creímos que mi primito se estaba expresando mal, pero después de unos días y ya con más calma cuando le preguntábamos nos volvía a decir que cuando llegaron vieron al perro comiendo cereal con cuchara.

Mi tía casi a diario después de lo sucedido se ponía histérica porque no entendía a qué se refería el niño.

Llegó el momento en el que el niño se hartó y dibujo lo que vieron cuando llegaron: El perro de la familia sentado en una silla del comedor comiéndose un plato de cereal usando una cuchara.

Mi tía se percató de que no habían visto al perro de la casa después de que su hijo se volviera loco. Y pues allí quedó, desde entonces mi primo lo tienen que llevar a terapia cada semana y el perro nunca apareció.

Una de las teorías es que el perro de la familia fue asesinado por un demonio que tomó su apariencia de manera burda para hacer creer a la familia que realmente era su perro. El primo menor no se dio cuenta, por eso no se volvió completamente loco, por su parte, el primo mayor sí se dio cuenta, por eso enloqueció

/2020/04/perro-simpson.jpg?resize=300%2C166&ssl=1 300w, https://i2.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2020/04/perro-simpson.jpg?resize=768%2C425&ssl=1 768w, https://i2.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2020/04/perro-simpson.jpg?resize=1024%2C567&ssl=1 1024w" sizes="(max-width: 640px) 100vw, 640px" />