La verdad detrás del Blue Monday

La verdad detrás del Blue Monday

Son inicios de enero, y seguimos rezagados de los excesos de las fiestas navideñas y año nuevo, muchos empezamos el año con una gran energía y ganas de seguir nuestros propósitos, pero, esto con frecuencia no suele durar mucho tiempo. Es entonces cuando la mayoría de las personas bajan sus ánimos y recaen en tristeza y hasta depresión, debido a la culpa de los excesos de gastos, comida, o alcohol. Debido a esta situación que es vista en todo el mundo, fue que surgió el concepto de “Blue Monday” que vendría siendo el lunes triste, sabiendo que, el azul siempre ha estado relacionado con la pena, aflicción, incluso en ingles se usa como sinónimo de tristeza.

Mucho se ha analizado de este concepto que fue bien adoptado apenas hace apenas algunos años, pues su verdadero sentido entra en conflicto si es una estrategia de ventas debido a la forma en que surgió, o si realmente las personas están más deprimidas en estas fechas. Esto último ha sido comprobado, pues se estipula que, el tercer lunes de enero (día del Blue Monday) cumple varios factores para convertirse en “el día más triste del año”, tales como el termino de las vacaciones, el retorno al trabajo y los labores, las deudas pendientes y los kilos por bajar, hace que esta fecha no sea muy bien recibida.

Pero, esta fecha no surgió al azar, el termino fue escuchado por primera vez en el año 2005 cuando la agencia de viajes británica Sky Travel hizo una consulta al psicólogo Cliff Arnall de la universidad de Cardiff. El objetivo era saber más acerca de la tendencia de la gente a la hora de planificar y reservar las vacaciones, pues precisamente, en estos tiempos las personas quedan con la nostalgia de las vacaciones pasadas, lo que las hace más propensas a querer planificar y gastar en las próximas vacaciones. Arnall elaboro una compleja ecuación teniendo en cuenta factores como el clima, deudas, sueldo mensual, tiempo transcurrido desde navidad, tiempo donde se desiste de los propósitos de año nuevo, bajos niveles de motivación y sensación de necesidad de hacer algo. Cuando se publicó dicha ecuación se

comentó que las ecuaciones fallaban incluso para tener sentido matemático en sus propios términos” y señaló que “se puede tener un buen fin de semana quedando en casa y reduciendo el tiempo de viaje a cero”, por lo que dicha fórmula y por ende la fecha en que se dicta el Blue Monday, son una farsa.

Debido a esto es que se ha puesto en duda si realmente esta sería la fecha más triste del año como lo dicta el termino, por lo que no debemos adoptar supersticiones y dejar que nuestro inicio de año se vuelva triste. Dejemos a un lado los malos pensamientos y términos erróneos, y mantengamos una actitud positiva.