La importancia de una sonrisa

La importancia de una sonrisa

Una sonrisa podría sonar a algo muy simple o tan cotidiano que no logramos encontrar el significado de fondo que hay en esta. A diario vivimos realizando diferentes actividades y vamos viviendo diferente situaciones, algunas de ellas no son tan buenas, lo que hace que nuestro humor cambie.

Muchísimos estudios científicos han analizado la sonrisa, sus implicaciones, sus efectos, todo lo que sonreír conlleva. Una de las conclusiones más destacadas de esos trabajos es que la sonrisa tiene mucho poder de seducción. En primer lugar, porque la sonrisa no es solo un resultado involuntario de sentirse bien: también es posible forzar una sonrisa. En línea con Charles Darwin -quien anotó que “la simulación de una emoción tiende a despertarla en nuestras mentes”- cuando una persona sonríe, aunque no sea de manera genuina, se ayuda a sí misma a sentir alegría o satisfacción.

Sonreír estimula la liberación de sustancias como dopamina, serotonina y endorfinas, neurotransmisores que contribuyen a aumentar la sensación de bienestar, y reduce los niveles de cortisol, una hormona que se segrega como respuesta al estrés y la ansiedad.

Y sonreír no sólo nos ayuda a nosotros, pongamos un ejemplo; cuando vamos por la calle y nuestro día no ha ido tan bien como pensábamos y pas

a alguien y nos saluda con una sonrisa incluida, algo en nosotros cambia, es como si nos pasara un poco de su felicidad. Y lo mismo pasa cuando nosotros le sonreímos a alguien, ya sea conocido o desconocido.

Es por esto que la sonrisa es algo importante para poder sentirnos libres y bien en nuestro estado anímico.