La Farsa de la Numerología: los números no definen quien eres

La Farsa de la Numerología: los números no definen quien eres

¿Alguna vez te han vendido la idea de que los números pueden esconder algo más que solo valores numéricos? Si tu respuesta es sí, déjame decirte que lo que te han querido vender es la Numerología. Como ya he mencionado en muchos artículos que se han publicado en esta página, existen muchas practicas pseudocientíficas que se han vuelto populares debido a la gran información que hay con respecto a estas pseudociencias, que más que informar solo ocasionan lo contrario. En esta ocasión te voy a hablar de la numerología.

El término numerología proviene de la palabra “número” y “logos o logia”, persona que se ocupa o cultiva la disciplina de los números. Para las personas que practican y que se consideran expertos en la numerología la consideran como una ciencia ancestral que nos ayuda a tener un más amplio conocimiento de nosotros mismos. Es una herramienta para, no solamente conocernos a nosotros mismos sino, a partir de ello, relacionarnos con los demás de forma respetuosa e incondicional. Es un camino de autoconocimiento. Nos muestra nuestros “retos” así como nuestras “cualidades innatas”. Utilizando estas potencialidades se obtiene la fuerza necesaria para superar los desafíos de la vida cotidiana.

Lo cierto es, que de ciencia no tiene nada. Pero si no es una ciencia ¿Entonces que es? Para ser honestos, la numerología es un conjunto de creencias que se basa en que los números son uno de los conceptos más perfectos, y por lo tanto esconden una relación mística con los eventos, los seres vivos y las “fuerzas físicas y espirituales”. En este sentido, la numerología se refiere más comúnmente a una práctica adivinatoria o profética utilizando los números y conjuga el conjunto de creencias y tradiciones para la relación entre los números, los seres vivos y las fuerzas psíquicas espirituales. En pocas palabras, la Numerología, no es más que pseudociencia que trata de explicar la realidad a partir de inferencias, describiendo características y datos muy comunes que cuando una persona lo escucha o lo lee se lo crea debido a que esas características describen acciones que hacen muchas personas.

La principal justificación de esta “ciencia oculta”, como muchos gustan llamarla, (aunque sería preferible pseudociencia) está en que los números están en todos lados, y por lo tanto sus vibraciones (de las cuales no se tiene conocimiento empírico), nos afectan en todos los aspectos de nuestras vidas.

El origen de la Numerología surge en el año 530 a. C., Pitágoras, filósofo griego, desarrolló en forma metódica una relación entre los planetas y su vibración numérica. La denominó música de las esferas. Mediante su método de numerología afirmó que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números como una faceta más de la armonía del universo y las leyes de la naturaleza y aunque estas afirmaciones son ciertas, estas relaciones metódicas se utilizan en la música. Las ideas de Pitágoras aportan un gran conocimiento en la música ya que él creía que el universo debe ser visto como un todo armonioso, donde todo emite un sonido o vibración. Desgraciadamente, las personas que creen la Numerología adaptaron estas ideas a creencias y lo peor es que tratado de vender estas prácticas como una teoría o una ciencia, cuando ni si quiera tiene validez científica. 

Según los numerólogos, los números son mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe a nuestro alrededor. Los números del 1 al 9 están asociados a características específicas, que juntas abarcan toda la experiencia de la vida. Sin embargo, la explicación científica a esto tiene que ver más que nada por la composición física (materia, masa y peso) que hace que muchas de los objetos que tenemos se puedan ver los números, esto es porque son medibles.

El problema está en que estas personas que hacen estas prácticas pseudocientíficas tratan de vender la idea de que los números tiene un significado mágico o ancestral debido a diferentes inferencias que hacen de una codificación que se inventaron de la nada. Lo triste, es que aun a pesar de que esto ya se ha desmentido por científicos, matemáticos y psicólogos. Existen personas que aun creen eso y lo practican sin cuestionar y creen que el aplicar la numerología les van a revelar quienes son, su personalidad, su misión en la vida, etc. Cuando realmente no es así. Y así como la numerología, existen otras pseudociencias que tratan de dar “solución” a diferentes

problemas y que desgraciadamente al ponerlas en práctica, terminan afectando al mismo individuo y continuando con su malestar. Por eso antes de seguir algo que está de moda, cuestiónalo. Y como es costumbre, si alguien intenta convencerte de que los números tienen un significado celestial u oculto, ya sabes que decir.

Fuente: Clarín; Pseudociencias; En Colombia