Krampus la antítesis de Santa Claus

Krampus la antítesis de Santa Claus

La historia está llena de criaturas anti navideñas, como el Grinch o Gryla la bruja de la navidad, pero Krampus es sin duda la más temible de todas.

Su leyenda, de origen alpino, tiene miles de años de antigüedad. Krampus es una criatura de grandes dimensiones, mitad cabra, mitad demonio. Este terrible personaje no lleva regalos en un trineo ni tiene elfos que lo ayuden, pero si tiene cadenas y una cesta llena de palos de madera que usa para golpear a los niños malcriados. Si los niños se han portado constantemente mal y no se arrepienten, no duda en llevárselos consigo al inframundo dentro de su cesta donde serán torturados y después devorados.

Se dice que Krampus cuyo nombre deriva de la palabra alemana “krampen”, que significa “garra”, es hijo de la diosa Hela, la encargada del inframundo en la mitología nórdica. Su cuerpo es peludo con cuernos alargados, colmillos, lengua larga y garras enormes. Esta bestia legendaria también comparte algunas características físicas con otras criaturas de la mitología griega como los sátiros y los faunos.

Según la leyenda, Krampus aparece la noche del 5 de diciembre, conocida como “Krampusnacht” la noche del Krampus, la misma noche que se celebra el Día de San Nicolás. Y es que la relación entre San Nicolás y Krampus es una analogía de la eterna lucha entre el bien y el mal.

En algunas regiones de países como Alemania, Hungría, República Checa, Eslovenia, Croacia, el norte de Italia y Austria, es tradicional que los habitantes se disfracen de esta criatura para realizar un antiguo ritual conocido como la carrera del Krampus. Se visten con trajes de piel de carnero, máscaras demoniacas y cuernos de cabra. Llevan antorchas mientras deambulan por las calles asustando y golpeando con ramas secas a mayores y pequeños en las calles del pueblo. Antiguamente también era costumbre ofrecer lo que era llamado Krampus Schnapps, es decir, un brandy de frutas destiladas.

xt-align: justify;">La festividad de Krampus estuvo prohibida por largos periodos de tiempo, la iglesia católica presionaba de manera recurrente a los gobernantes para poner fin a estos festejos paganos. También estuvo prohibida durante la Alemania nazi por considerarse una festividad impulsada por los socialdemócratas.

Krampus está de vuelta en la actualidad. En los últimos años ha ido entrando en la cultura popular a través de su aparición en fiestas temáticas, películas, comics, regalos navideños, etc., mayormente en estados unidos, donde emerge como un icono en el movimiento de las celebraciones anti navideñas., o también como método un poco cruel de los padres para manipular a sus hijos más traviesos para que se porten bien.