Kintsugi, la técnica japonesa para reparar objetos rotos

El arte del Kintsugi o Kintsukuroi, que se traduce en japonés por “reparación de oro” o “carpintería dorada”, es una técnica artesanal centenaria del país nipón que consiste reparar piezas de cerámica rotas y en lugar de usar un pegamento discreto, los artesanos utilizan un esmalte especial espolvoreado con oro, plata o platino. El resultado son hermosas “costuras” que hacen que las grietas de la pieza brillen, dándole un aspecto único.

En esta filosofía hay algo casi diametralmente opuesto a la manera occidental de ver la fractura, tanto anímica como material. En lugar de que un objeto roto deje de servir y lo desechemos, su función se transforma en otra: en un mensaje activo. El objeto roto pasa de ser una cosa a ser un gesto gráfico que nos incita a emular su poderosa transformación, y, metafóricamente, la herida pasa de ser un trazo de oscuridad a ser una ventana de luz.

La idea es que cuando algo valioso se quiebra, una gran estrategia a seguir es no ocultar su fragilidad ni su imperfección, y repararlo con algo que haga las veces de oro: fortaleza, servicio, virtud, etc… La prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también de la capacidad de recuperarse son dignas de llevarse en alto.

En el siglo XV, según cuenta la leyenda, el shōgun japonés Ashikaga Yoshimasa envió a China a arreglar un chawan (un tazón para preparar y beber té) que se había resquebrajado, ya que era su favorito y no quería deshacerse de él. Cuando le devolvieron el artefacto, notó que había sido reparado con unos ganchos de metal extremadamente antiestéticos. Intentó una vez más, esta vez con artesanos de su propia tierra, los trabajadores decidieron entonces convertir este objeto en una joya: rellenaron las grietas con resina lacada y oro en polvo. Así, se dice, nació el Kintsugi.

ca-reparar-grietas-oro-porcelana-platos-cuencos-tazas-1-1571914681.jpg?resize=420%2C280&ssl=1 420w, https://i2.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2021/01/kintsugi-kintsukuroi-tecnica-reparar-grietas-oro-porcelana-platos-cuencos-tazas-1-1571914681.jpg?w=480&ssl=1 480w" sizes="(max-width: 300px) 100vw, 300px" />

En el siglo XVII ya se había convertido en una práctica popular en Japón para reparar y ornamentar objetos rotos. En la actualidad, hay pocos maestros del Kintsugi, ya que dominar esta técnica requiere de aproximadamente una década de práctica.

Autor entrada: Lea Lakshmi