Jorge Marín: Un mago del bronce

Jorge Marín: Un mago del bronce

Llevar casi 40 años dedicándote a lo que amas, al arte de la escultura, y que la gente te reconozca por tu trabajo, no es cosa para nada fácil, sin embargo, Jorge Marín, un orgulloso mexicano lo ha logrado, y por eso hoy te hablaré de él y su obra.

Nacido en Uruapan, Michoacán en 1963, Jorge Marín fue el menor de diez hijos, heredo su amor por las artes de su padre, un arquitecto. Vivió en la ciudad de México desde temprana edad, y ya allí se licenció como diseñador gráfico y restaurador.

Se le considera un artista plástico, pues se concentró en la escultura, sin embargo, desde hace más de diez años que únicamente trabaja con el bronce, su material favorito. Muchas de sus más reconocidas obras han sido fabricadas con dicho metal.

Él ha participado en más de 200 exposiciones, tanto colectivas como individuales, siendo expuesto no solo en México, sino también en más de 20 países, lo cual no hace más que remarcar su gran importancia en la escultura contemporánea.

Ya es bastante del dichoso artista, pero ¿Qué hay de sus obras? ¿Qué las vuelve tan especiales? Como anteriormente dije, en la última década, ha utilizado únicamente el bronce como materia prima, sin embargo, es realmente sorprendente la manera en que lo trabaja. Su principal temática es la figura humana, la cual resulta cautivadora, puesto que logra capturar cada detalle del cuerpo, a tal grado que de no ser por los curiosos tonos metálicos, lo confundirías fácilmente con una persona de carne y hueso.

Lo anterior combinado con el espíritu y las diferentes posiciones que suele usar, así como recurrir a seres como caballos, centauros, garudas, niños, acróbatas, y con elementos tales como esferas, máscaras, alas, flechas, botes y escalas, refleja un constante guiño a la reflexión y al equilibrio.

Si no me crees y vives en Xalapa o cerca de, te invito a ver

parte de sus obras en la galería de arte Domínguez y Buis, que se encuentra sobre la Av. Arco Sur, frente a las oficinas del IPE. Y si sientes que te duele el codo y no vale la pena ir, puedes aprovechar e ir a una Noche de Galería, este evento te permite la entrada totalmente gratuita los jueves a partir de las 5 p.m.

Así que no tienes excusa, y conoce un poco de arte cerca de ti.