Jacobo Grinberg, el científico mexicano que desapareció sin dejar rastro

Jacobo Grinberg, el científico mexicano que desapareció sin dejar rastro

El neurofisiólogo y psicólogo mexicano Jacobo Grinberg-Zylberbaum desapareció el 8 de diciembre de 1994, a sus 47 años de edad, cuando se hallaba en la cima de su carrera y con más de 50 libros publicados e innumerables investigaciones.

Nacido el 12 de diciembre de 1946 en la Ciudad de México, desde joven mostró interés en conocer los fenómenos etéreos, lo que lo llevó a matricularse en la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar psicología. Tras titularse, Grinberg viajó a Estados Unidos para seguirse preparando; obtuvo un doctorado en el New York Medical College, donde se dedicó a llevar un registro electrofisiológico del cerebro humano expuesto a estímulos geométricos.

Regresó a México con ideas que no tardó en llevar a cabo: la creación de un laboratorio de psicofisiología en la Universidad Anáhuac y posteriormente el Instituto Nacional para el Estudio de la Conciencia, que creó en 1987 gracias al apoyo de la UNAM y CONACYT.

Recorrió México para estudiar a los chamanes, hasta conocer a Bárbara Guerrero, alias Pachita, una curandera que gozaba de la protección del entonces presidente José López Portillo, y a quién le dedicó varios libros que fueron rechazados por la comunidad científica.

Grinberg siguió con sus experimentos sobre la telequinesia y la telepatía. En el momento de su desaparición, se aprestaba a realizar un importante experimento de telepatía entre México y la India. Las teorías que se manejan sobre este suceso son muy variopintas: hay quienes dicen que fue víctima de un crimen pasional por parte de su segunda esposa (quien también desapareció sin dejar rastro), que sus investigaciones inquietaron al FBI o la CIA y por ende lo desaparecieron, e incluso que fue abducido por extraterrestres.

Tod

o sobre la inexplicable ausencia del creador de la Teoría Sintérgica (“existe un continuo de espacio de energía pero el humano común sólo puede percibir una parte de éste”) es narrado por el documental “El secreto del doctor Grinberg” estrenado en España el año pasado, del director barcelonés Ida Cuéllar.

Lo cierto es que Grinberg desapareció junto con todo el material de sus últimas investigaciones y que nadie ha vuelto a saber nada de él.