Food Art, el arte comestible

En los eventos, cocteles y fiestas es común encontrar elementos decorativos hechos con alimentos, tales como esculturas con frutas, figuras de hielo o fuentes de chocolate. Estos elementos, que dan vida a los banquetes, son parte de una tendencia denominada Food Art o arte con alimentos, que hace una fusión entre el arte y la gastronomía.

El arte con alimentos tiene orígenes remotos. Encontramos referencias históricas de su aplicación desde las civilizaciones antiguas, principalmente como elementos decorativos en los banquetes destinados a la realeza, por ejemplo,  en la antigua Roma existía el llamado “triclinio”, compuesto por mesas donde se realizaban banquetes decorados con alimentos. En el renacimiento también encontramos fuertes referencias al arte con alimentos, destacándose el italiano Giuseppe Arcimboldo, quien realizaba pinturas mediante collage con frutas.

Siglos más tarde, pero mucho antes de que el Food Art se diera a conocer como tal, existieron en Asia las “kyaraben” (Bento) japonesas, cajas de almuerzo en las que el arroz y otros alimentos tienen la forma y el diseño de personajes populares de animé o de videojuegos, de animales o paisajes. Con estos almuerzos, además de agregar un poco de color con los personajes representados, se busca incentivar una alimentación saludable y completa para los chicos.

Un paseo por las creaciones de los artistas del food art del mundo depara encuentros con Harley Langberg, cocinero estadounidense, quien es uno de los que sí usa colorante para alimentos. Creó varios “platos viajeros” a partir de lugares que iba a visitar como San Francisco o de otros a los que fue y quisiera volver como Bagan, en Myanmar con globos aerostáticos se sobrevuelan los antiguos templos de la ciudad.

FHXCM5NUUAVYXK2U.jpg?resize=622%2C430&ssl=1 622w, https://i0.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2021/03/MJYZDZJU3FFHXCM5NUUAVYXK2U.jpg?w=1920&ssl=1 1920w, https://i0.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2021/03/MJYZDZJU3FFHXCM5NUUAVYXK2U.jpg?w=1280&ssl=1 1280w" sizes="(max-width: 300px) 100vw, 300px" />

Por su parte, Lee Samantha es malaya, y al igual que Cusi, empezó a crear platos divertidos y saludables para ayudar a que sus hijas coman mejor. Daryna Kossares, ucraniana, se define como artista visual, ya que ella, a diferencia de los demás, fue del arte a la cocina. Dio sus primeros pasos como fotógrafa especializada en gastronomía y como un juego, empezó a divertirse haciendo sus propios platos. Para todos, lo que empezó como un pasatiempos, se convirtió en un negocio en el que todavía hay mucho por explorar.

Autor entrada: Lea Lakshmi