El triste asesinato de James Bulger

James Bulger de apenas dos años de edad desapareció el 12 de febrero de 1993 en un centro comercial en Inglaterra, justo cuando esperaba a fuera de una tienda a su madre alrededor de las 3 de la tarde.

En las cámaras de seguridad se pudieron observar a dos niños de diez años de edad, Robert Thomson y Jon Venable, niños problemáticos que en su escuela les gustaba molestar a sus compañeros, no tenían respeto a sus mayores. Ellos se encontraban en el mismo centro comercial y al ver a James solo no desaprovecharon la oportunidad para tomarlo de la mano y llevárselo muy lejos.

Las personas que se encontraban en el camino decían que veían cómo lloraba James pero que suponían que se trataban de hermanos y no le tomaron gran importancia. La madre del niño preocupada dio anuncio a las autoridades y empezaron la búsqueda.

En lo que investigaban y buscaban autoridades, Robert y Jon trasladaban a James debajo de un puente donde también se hallaban las vías del tren. Comenzaron su tortura golpeándolo fuertemente, le lanzaron piedras y ladrillos, para que, al finalizar dejaran el cuerpo del niño sobre las vías esperando que el tren pasara y destrozara el cuerpo del inocente.

Los forenses encontraron 10 rupturas de cráneo, tortura con pilas que le metieron en la boca

y presuntamente se le fue introducido éstas en el recto, pero después los asesinos negaron esta parte.

Se les fue sentenciado a 8 años en prisión, pero en 2010 Jon fue encerrado de nuevo ya que violó su libertad condicional y se le encontró pornografía infantil en su computadora.

 

Autor entrada: Monika Peredo