El Día Blanco en Japón

El Día Blanco en Japón

En Japón, la fiesta occidental del día de San Valentín se popularizó poco después de los años 60, aunque también hay un día festivo posterior conocido como el White Day (Día Blanco) en Japón el 14 de marzo, que se inventó como un día para que los hombres mostraran su aprecio a las mujeres que les habían hecho regalos el mes anterior.

En San Valentín las chicas no solo regalan chocolate a sus parejas, sino también a sus compañeros de trabajo o de clase, a sus amigos, etc. En el White Day, los hombres deben devolver los regalos a todas las mujeres de las que recibieron chocolate en San Valentín, la tradición dice que el regalo de los chicos tiene que costar el triple (o cómo mínimo el doble) del valor del chocolate que recibieron en San Valentín, a este hecho de regalar algo que tenga un valor triple del regalo original  se le llama sanbai gaesh.

En la década de 1960 todavía no era costumbre que un hombre que obtuviera chocolate devolviera el favor, pero luego comenzó a extenderse la idea de dar un regalo diferente. El nombre “Día Blanco” no se usó hasta mucho más tarde.

El primer uso registrado del término fue en 1980, una tienda de confitería llamada Ishimura Mansei-dō y la Asociación Nacional de la Industria de Confitería celebraron el primer Día Blanco el 14 de marzo, y desde allí el evento se realizó en todo el país.

Más recientemente, el evento también se celebra fuera de Jap

n; ha echado raíces en ciertas partes del este de Asia, incluyendo China, Taiwán y Corea.

Hay muchas teorías que rodean los orígenes del nombre, pero la razón parece ser que el blanco da un sentido de pureza, y las generaciones más jóvenes tienden a usarlo en expresiones de amor.

Con el paso de los años, el White Day se ha vuelto menos popular, han habido cambios culturales en torno a las normas de género, las expectativas sociales, e incluso la viabilidad financiera. En primer lugar, el éxito del White Day depende de que los hombres hayan recibido regalos el mes anterior, sin embargo, en los últimos años los gastos de San Valentín han disminuido, lo que significa que los del White Day también. Algunos señalan la presión de la cultura japonesa de dar regalos puede llevar a un ciclo costoso para mantener la armonía entre las relaciones sociales.