El arte del puntillismo

El arte del puntillismo

El puntillismo es una de las tecnificas artísticas más innovadoras y sorprendentes para los amantes del arte. Este estilo pictórico surgió en Francia a partir del postimpresionismo en 1884, encabezada por el pintor neoimpresionista Georges Seurat, al que le siguieron artistas como Henri-Edmond Cross y Vlaho Bukovac.

Aburridos de las pinturas tradicionales, los artistas de este periodo buscaron nuevas formas de hacer “impresiones” de paisajes y la vida cotidiana. Así, Seurat y Signac buscaron inspiración en la ciencia, y descubrieron que existe una forma de engañar a los ojos para que vean en una pintura más que la suma de sus partes: solo debían usar miles de puntos coloridos.

Su técnica consiste en aplicar sobre el lienzo pequeños puntos de colores primarios que, combinados y mirados desde cierta distancia, forman en la retina la imagen y el cromatismo deseados por el artista. A pesar de que a simple vista el puntillismo no parece ser muy complicado, si requiere aplicar sobre el lienzo cierta técnica para conseguir un buen resultado en función de los colores que utilicemos y el tamaño de los puntos que se van a emplear para conseguir distintos contrastes que permiten diferenciar la cercanía, textura o volumen de los elementos del cuadro.

Algunos compositores trasladaron las conclusiones del método puntillista al campo musical. Así como el ojo compone colores que no están ahí, el oído hace lo propio: relaciona los sonidos separados y los interpreta como una melodía, pero que al contrario de el movimiento pictórico, el puntillismo musical persigue

la disociación. Cabe notar que esta tendencia sirve como base para el desarrollo y creación de imágenes musicales tomando los pixeles musicales como estructura básica en la percepción visual de una imagen, teniendo en cuenta la teoría del cromatismo para la defición del color dentro de la escala cromática musical.

Hacia la década de 1890, el puntillismo había alcanzado su punto máximo, y muchos artistas de la época decidieron adoptar esta técnica. Sin embargo, a pesar de que la edad de oro del puntillismo concluyó hace más un siglo, muchos de los conceptos e ideas aún continúan siendo utilizados por los artistas de hoy en varias disciplinas y medios como el arte moderno, la moda y los tatuajes.