El arte de ser Drag Queen

El arte de ser Drag Queen

Nuevas caras y cuerpos multiplican la apuesta performática con cada aparición, ya no restringidas a la noche y las discotecas, las drags toman las calles y los tiempos.

Se le denomina “drag” a la identidad o personaje en el que una persona practica el “cross-dressing” con motivo de entretenimiento, es decir, utiliza la indumentaria socialmente asignada al género opuesto con la intención de ofrecer entretenimiento. El drag es utilizado como un elemento histriónico dedicado al “genderfuck”, dedicado a burlarse de las nociones tradicionales de los géneros binarios y sus roles dentro de la sociedad y la cultura.

En su traducción más literal, “drag” quiere decir “arrastrar” lo cual hace referencia a las largas faldas y vestidos que llevaban los actores masculinos que se disfrazaban de mujeres, durante la segunda mitad del siglo XIX.

Se denomina “drag queen” al individuo masculino vestido como una mujer, en cambio se le denomina “drag king” a la contraparte, es decir una mujer que se viste como hombre. Otros términos derivados incluyen “drag diva” (una drag de facciones hermosas), “drag princess” (una drag joven) y “drag butch” (un butch que se caracteriza de

hombre heterosexual).

En la actualidad, se encuentra en auge y por eso hay cada vez más boliches y bares que deciden contratar shows que tienen a las drags como estrellas de sus performances. A esto se le suman los jóvenes que año tras año eligen dedicarse de manera profesional.

Ser Drag Queen implica la construcción de un personaje en todos sus sentidos es por eso que es muy importante tener en claro quién es uno. “Cualquier tipo de arte es expresión personal y en el drag ellxs representan su propio lienzo. A mi manera de verlo un personaje drag es la búsqueda personal de una nueva identidad, básicamente es ser lo que quieres ser, no importa de dónde venís o quién está detrás del personaje lo único que importa es lo que se está creando”, confiesa Andrea González, quien es parte de este mundo desde hace ya varios años.