De calaveras y alebrijes, cartonería mexicana

Desde las monumentales calaveras de papel maché, hasta los mas pequeños alebrijes, pasando por catrinas y piñatas, todo es parte de la cartonería en nuestro país, varias técnicas que han dado a luz objetos característicos de nuestra cultura.

La cartonería llegó a nuestro país incluso antes de que se llamase México, pues fue durante la evangelización cuando llegaron nuevos materiales como el cartón y el papel china, así como las técnicas necesarias para manipularlos, pero fue el ingenio de muchos lo que trajo gran parte de las artesanías que nos encantan hoy en día.

Además el bajo costo de los materiales permitió que muchas personas pudiesen experimentar y crear, como fue el caso de Pedro Linares López, que como cuenta la leyenda, mientras estaba en la cama inconsciente, soñó un lugar extraño parecido a un bosque, de pronto, las rocas, las nubes y los animales se convirtieron en algo extraño, una especie de animales, pero animales desconocidos, incluso vio un burro con alas de mariposa, un gallo con cuernos de toro, un león con una cabeza de águila y todos ellos estaban gritando una sola palabra, la palabra era “Alebrijes”.

Por otro lado, desde hace muchas décadas, las catrinas, catrines y calaveras de papel maché han sido los protagonistas del día de muertos, precisamente por la facilidad de elaboración y la libertad creativa que da, sin mencionar que siempre da gusto verlas. Para ejemplo, las calaveras monumentales que “salen del Mictlán”, hechas este año en Tláhuac, ciudad de México.

O pensando en otro ejemplo más cercano a la mayoría, basta con recordar aquella ves en que en nuestra escuela nos pidieron forrar un globo con papel y engrudo para hacer una mascara o una alcancía o la manualidad en turno. Incluso, hay quienes dicen que el propio papel picado es parte de la cartonería.

Así pensemos en ay

er u hoy, encontraremos una Lolita de papel maché, un par de máscaras, toritos, pirotecnia adornada, piñatas, alebrijes, calaveras, sea para día de muertos o representando una escena cotidiana, siempre habrá cartonería presente en nuestro México, porque desde siempre ha habido papel, cartón e increíbles artesanos.

 

Autor entrada: Sofía Pereyra