Crítica “Artemis Fowl”:Una saga fantástica que termino antes de comenzar

Crítica “Artemis Fowl”:Una saga fantástica que termino antes de comenzar

Calificación

Cuando Harry Potter y El Señor de los Anillos conquistaron las salas de cine, una nueva euforia por el cine fantástico se desato, en ese inter muchas licencias fueron adquiridas y los amantes del género pudieron disfrutar de las adaptaciones de grandes libros, algunas medianamente decentes como Las Crónicas de Narnia y otras un total fracaso como Eragon o La Brújula Dorada, pero en ese inter hubo una saga que se quedo al margen y no llego a la pantalla grande, la del niño genio criminal Artemis Fowl.

Ahora, casi 20 años después de la publicación del primer tomo y luego de muchos cambios de estudio Disney nos presenta por fin la adaptación cinematográfica de esta historia que combina el mundo criminal con el mundo mágico y un puñado de los más grandes avances tecnológicos, todo en cuestión de poco menos de dos horas en una historia con deslumbrantes efectos especiales, pero con poco corazón.

Y es que el estudio que logro hacer llorar a miles de salas de cine al mismo tiempo con la muerte de Iron Man, parece no terminar de entender la forma de adaptar una historia juvenil de corte fantástico, recientemente lo vimos fracasar con Un Viaje en el tiempo y con El Cascanueces y los cuatro reinos y ahora lo vuelve a hacer con Artemis Fowl, una cinta que gracias a la desafortunada pandemia que estamos viviendo termino por estrenarse a través de su plataforma Disney+ en lugar de su destino original que eran las salas de cine, algo que sin duda resulta benéfico para evitar el desastre en taquilla en el que probablemente se hubiera convertido.

Si hablamos de comparar la cinta con su contraparte literaria esta claro que no podrían ser productos más diferentes, Disney cambio a un niño genio engreído y criminal con una madre al borde de la demencia y un padre ausente, por un niño genio cuya muerte de su madre lo ha hecho perder el tacto con sus compañeros de clase y para el que su único refugio es la grata compañía de su padre; una decisión que sin duda obedece a la búsqueda de que la obra encaje con los valores del estudio, pero la cinta no es mala por no apegarse al mate

rial original, sino porque en realidad es una mala película incapaz de sostenerse por si misma, con personajes poco carismáticos, actores acartonados y una trama carente de argumentos lógicos Artemis termina por convertirse en un desastre fantástico del que nadie salvo el equipo de efectos especiales sale bien librado.

Artemis Fowl es el principio y fin de lo que pretendía ser una nueva saga fantástica, una cinta con una historia demasiado pobre, realizada meramente para cubrir un hueco en el calendario y cuyo olvido llegara más pronto de lo que se planeo originalmente.