Carta Astral: ¿Qué es y para que sirve?

Carta Astral: ¿Qué es y para que sirve?

También conocida como carta natal, mapa natal o simplemente como horóscopo, es un plano o mapa del cielo en el que se muestran los planetas situados en los signos zodiacales y en las casas astrológicas vistos desde un determinado lugar y momento.

A partir del estudio de los astros, se pretende conocer lo que ocurre en la Tierra, lo que sirve para hacer ciertas interpretaciones que pueden hablar sobre la forma de ser de cada persona y qué le depara el futuro.

Si tienes en cuenta la fecha, la hora y el lugar en el que naciste estarás construyendo tu carta natal, que es una carta astral a partir de los datos de tu nacimiento. Según tus datos natales, podrás conocer tu ascendente astrológico, las posiciones de los planes en signos y casas astrológicas, etc.

En la carta astral, además del Sol, la Luna y el Ascendente, se lee qué planetas están en qué Casas, la forma en que se cruza su trayectoria y los grados entre ellos. Por ejemplo, la Casa 1 representa la conciencia del “yo” y la Casa 7 representa el descubrimiento de los demás.

A través del estudio de la carta astral, la Astrología es otra herramienta más que levanta el velo sobre los comportamientos y las tendencias de la personalidad. El mapa muestra las tendencias innatas emocionales, físicas y en

ergéticas, y la forma en que enfrentamos y resolvemos los desafíos cotidianos. Este autoconocimiento ciertamente no responde todas las preguntas, pero ayuda a aclarar algunas de ellas. Este mayor conocimiento, de nosotros mismos y de los demás, nos permite comprender no solo nuestra forma de ser sino también, el mundo.

Para algunos está comprobado desde la más remota antigüedad que se pueden pronosticar acontecimientos sociales, políticos y económicos tras una buena lectura de una carta astral. Desde los egipcios a los mayas, desde los chinos a los mesopotámicos, todos han mirado al cielo para leer su pasado, presente y futuro, e inclusive hay quien le ha sacado relación con la teoría de cuerdas, pero todo esto depende como siempre de las perspectivas de cada persona.