Carnival Row: Fantasía épica con tintes de steampunk victoriano

Sucedió a principios del milenio que, tras el éxito arrasador en taquilla de sagas como Harry Potter y El señor de los anillos, los grandes estudios se lanzaron a la casa del próximo gran éxito de épica fantástica que abultara sus bolsillos. Esto dio origen a cintas abundantes en efectos especiales y actores renombrados, pero totalmente carentes de alma, en este lapso ubicamos a la insípida Eragon, basada en la obra de Christopher Paolini, la mal lograda The Golden Compass, adaptación de la obra de Philip Pullman, y las un poco más afortunadas Crónicas de Narnia. Ahora tras el descomunal éxito de Game of Thrones, la historia se repite, y las grandes cadenas televisivas ya tienen su lista de series fantásticas preparadas y listas para salir al aire a cautivar a los huérfanos de los siete reinos.

Es tras este boom y antes de la llegada de su serie sobre El señor de los anillos, que Amazon nos presenta Carnival Row, una suerte de épica fantástica criminalística con tintes de steampunk que se ubica en la victoriana ciudad de Burgos y que relata la historia de Philo y Vignette, un humano y una hada que tras largos años de separación se reencuentran para descubrir que el amor eterno no es garantía ni siquiera en los cuentos de hadas, y para poner en jaque a toda la sociedad de Burgos, atormentada por prejuicios de racismo y desigualdad social.

Los protagonistas principales están encarnados por Orlando Bloom y Cara Delevingne respectivamente, uno de ellos ya acostumbrado a este tipo de mundos y producciones, y la otra primeriza, pero no por eso menos digna de caminar entre faunos, minotauros y hadas. Si bien es cierto que en pantalla no destilan la química deseada para reflejar la pasión y conflicto de su relación, tampoco es algo que se necesite demasiado, pues ellos son el mero hilo de una historia que incluye mucho más que un romance.

Lo atractivo de Carnival Row se encuentra en su apartado visual, en esa recreación de Burgos echa en una Praga que queda irreconocible, en los vestuarios sumamente cuidados, en la representación de las razas fantásticas que choca con la realidad presentada en otras historias, y evidentemente en las escenas eróticas entre estos seres que dejaran a más de un espectador shockeado.

Todo este atractivo visual se ve recompensado con una trama a la que cuesta tomarle un poco el paso, pero que una vez entrados e intrigados por su rompecabezas comenzaremos a disfrutar hasta dar con la respuesta para el misterio que encierran las calles de Burgos.

Amazon quiso lucirse con su serie y no dudo en tirar la casa por la ventana en cuanto a producción, no, no está a la altura de Juego de Tronos, pero hay que ser francos, nadie comenzó siendo fan del mundo de Westeros e

n su primera temporada. Su punto más negativo es quizá su formato condensado de ocho capítulos para un mundo que requería una mayor presentación, pero eso no es un impedimento para que su visionado se disfrute.

Puedes encontrar su primera temporada completa en Prime Video.

 

 

Autor entrada: Luiz Navegante