Barbie y Ken, asesinos de la vida real

Paul Bernardo, un chico guapo y bien visto por la sociedad, tuvo una infancia bastante normal, sin embargo en su adolescencia comenzó a salir por las noches a dar paseos en su coche y abusar sexualmente de las jóvenes que encontraba en su camino. En Octubre 1987 conoció a Karla Homolka, una chica muy linda, perteneciente a un club que preparaba a las chicas para que se casaran con hombres millonarios.

Tras varios cortejos de Paul hacia ella, en diciembre de 1989 le propuso matrimonio. En 1991 luego de casarse decidieron cambiar su apellido a Teale, que era el nombre de un asesino de película que le gustaba a Paul.

Poco a poco encontraron más afinidad en sus retorcidas personalidades y comenzaron su racha de asesinatos con la hermana menor de Karla, drogándola con pastillas demasiado fuertes, el motivo fue porque su esposo tenía una obsesión con la virginidad de su hermana, ya que cuando conoció a Karla ella ya no era virgen. Así que una noche mientras los padres de ellas dormían en el piso de arriba la grabaron toda inconsciente mientras Paul hacía de las suyas, pero en un momento este hombre la asfixió y se ahogó con su propio vómito, muriendo. Fueron tan cuidadosos que limpiaron toda la escena del crimen e hicieron parecer accidental lo que había sucedido esa noche.

Después de un año, Paul conoce a Leslie de 14 años, convenciéndola que subiera al auto con él, al llegar a la casa la torturaron  y violaron, grabando todo con su cámara durante 24 horas para después matarla y tirar su cuerpo destazado en un lago.

En 1992 en las calles de Ontario se encuentran a una chica y fingen estar perdidos, supieron que su nombre era Kristen y que tenía 15 años de edad,  hicieron que entrara en su auto, para después nuevamente llegando a su

casa abusar de ella, matarla y arrojar su cuerpo a una zanja.

Al no satisfacer por completo a su esposo, Karla decide acudir a una amiga para abusar de ella también, su nombre es Jane o eso se cree y fue la única víctima de ellos que pudo haber escapado a las atrocidades de la pareja.

Esta racha de asesinatos termino cuando su esposa no soportó las agresiones constantes de Paul hacia ella y decidió llamarle a la policía para mostrarles evidencias como las grabaciones, cuerdas y las sierras descuartizadoras.; a Paul se le dio cadena perpetua y a Karla solo 12 años por cooperar con las autoridades.

Autor entrada: Monika Peredo