Aurora Reyes, la primera muralista mexicana

Aurora Reyes, la primera muralista mexicana

Aurora Reyes fue una mujer crítica y sensible a las injusticias de su tiempo, esta inconformidad y rebeldía quedó plasmada en su obra pictórica y escrita; A la par, siendo amiga de Diego Rivera y Frida Kahlo, se adentró en el movimiento muralista, convirtiéndose así en la primera mujer muralista mexicana.

Nació en Hidalgo de Parral el 9 de septiembre de 1908, y fue descendiente de una familia ilustre del régimen porfirista. Su padre, el ingeniero y capitán León Reyes; su madre, la señora Luisa Flores. A causa de la profesión militar de su padre, la familia debió cambiar su residencia a la ciudad de Jiménez en Chihuahua. Las imágenes que tuvo del desierto desde tan corta edad reaparecerían poco a poco en su arte, ya que como no tenían recursos, hicieron el viaje en una carreta tirada por mulas; este episodio quedó en la memoria de Aurora. Como se les consideró a ella y a su familia enemigos del régimen, no tuvo una infancia muy favorecida.

Aurora, inició sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria en el año 1921. Fue ahí donde conoció a Frida Kahlo y se hicieron grandes amigas. Tanto así, que una de sus obras está dedicada a Frida. El tono erótico de la obra es símbolo de la entrañable amistad entre ambas. Estuvo casada con Jorge de Godoy, considerado el Oscar Wilde de su época y con el inició una familia, más tarde ella describiría este matrimonio como “la pesadilla del matrimonio”.

Militó desde muy joven en el Partido Comunista Mexicano (PCM), también participó en la fundación de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR). Fue lideresa del grupo feminista “Las Pavorosas” y cercana a poetas mexicanos como Eulalia Guzmán y los estridentistas.

Hasta ahora se sabe que Aurora

Reyes dio vida a siete murales, todos ellos se encuentran en la Ciudad de México. Entre ellos podemos destacar el “Primer encuentro”, ubicado en la Sala de los Cabildos en Coyoacán. No obstante y pese a que Aurora fue la primera mujer en crear murales, también cultivó otras artes como la poesía y la enseñanza. 

Si algo destaca en la larga trayectoria de Aurora Reyes es su lucha desde el magisterio por un país mejor, su visión de la educación como pilar del desarrollo y la importante labor del maestro “en los movimientos históricos de la patria”, pero siempre con una postura crítica, pues como ella afirmó: “Amo por encima de todo la libertad”. Murió hace 35 años, el 26 de abril de 1985.