Alucinaciones, puntos y arte

Alucinaciones, puntos y arte

Imagina que hacia donde voltees haya una infinidad de puntos y figuras sin sentido, que las formas te acosen y hasta te llenen de terror, ¿qué harías con todo eso? Pues una persona que así vive decidió escapar con el arte.

Yayoi Kusama es una artista japonesa que desde niña ha sufrido de un trastorno obsesivo compulsivo que la hace tener mil visiones, ella descubrió que la mejor manera de lidiar con ello era a través de la pintura y el arte en general, pues aun hoy a sus 90 años, no puede dejar de pintar. Su enfermedad ha llegado al punto en que ella vive en un psiquiátrico por propia decisión. También es una gran escritora surrealista, que ha publicado algunas novelas y poemas.

La artista ha asegurado muchas veces que, si dejase de producir obras ya no estaría viva, pues cuando no plasma todas sus alucinaciones la invaden un sinfín de ideas suicidas. El problema de la pintora la ha perseguido desde su juventud, por lo que a sus 27 años decidió irse a Nueva York, donde inició una gran carrera artística y fue muy reconocida durante la era del arte pop.

Kusama desarrollo como marca personal en sus obras los puntos, ¿ordenados o al azar?, quién sabe, pero realmente es un recurrente en sus proyectos, inclusive, la manera en que se dio a conocer y destacó mucho en estados unidos, fueron las varias reuniones donde su obra no era mas que personas desnudas cubiertas con puntos.

Otras de sus producciones llamativas son sus habitaciones con espejos y con puntos en el suelo, estas son parte de un conjunto de obras llamadas “obsesión infinita”, que, gracias a los cristales, dan la sensación de encontrarse en un paisaje infinito.

Igualmente, parte de esa misma colección, hay habitaciones que cuentas con muebles y objetos de lo mas cotidianos, con la inusual característica de que todo, absolutamente todo en la hab

itación, está cubierto de puntos.

Sin duda alguna, una pintora interesante tanto por sus obras como por su vida, si te interesa te invito a que busques un poco más, sus exposiciones son tan geniales que incluso puedes encontrarte con ellas casi por accidente viendo fotos en Instagram.