“Para ser exitoso tienes que cambiar tus ideas”

“No te preocupes, no es necesario ir con un doctor tú te puedes curarte solo, ¡Solo necesitas conocer tu mente y como controlarlo!”

¿Alguna vez te han querido vender ideas como las que leíste al principio? Si tu respuesta fue un sí, déjame decirte que no has sido el único y la situación empeora cada vez que ideas como estas son consumidas debido a la gran desinformación de las personas. Esta idea de vender que puedes cambiar sin ayuda de nadie y que lo único que debes de hacer es cambiar tus pensamientos y aprender el lenguaje de tu propio cerebro está más que errónea.

Si soy honesto, hasta hace 10 años se había dejado de escuchar el concepto de Programación Neurolingüística, desgraciadamente, así como hay contenido informativo que sirve para compartir y divulgar conocimiento científico a personas ajenas y que son de público general, existe contenido que solo desinforma a este publico y lo peor es que caen a estas malas prácticas realizadas por personas que no son profesionales de la salud y que simplemente realizan charlatanería a las personas que confían en esas técnicas sin validez científico, sacándoles el dinero aun a pesar de que las personas que hacen esto saben que están haciendo practicas no éticas y jugando con la salud de las personas.

 

Tal vez te estarás preguntando ¿Porque estoy escribiendo de este tema? Bueno la razón principal, es porque últimamente, se ha ido popularizando diferentes técnicas pseudocientíficas y lo peor es que lo difunden y lo venden como si estas fueran la solución a todos lo problemas. Personas que tratan de venderte el éxito, tratan de venderte la cura o incluso la solución de tus problemas a través de libros o ejercicios mágicos con el fin, según estas personas, de hacerte crecer como persona, aun a pesar de que es a costa de tu dinero y tu salud mental.

¿Pero que es la PNL? Bueno vámonos por partes, para empezar, es difícil definir exactamente qué es la PNL, sin embargo, intentare de explicártelo de manera breve para que estemos en el mismo canal. La Programación Neurolingüística (PNL, abreviado), surgió en la década de los años 70, para ser más específico en 1972 a 1975 por Richard Bandler y John Grinder. Como te había mencionado antes, es muy difícil definir que es la PNL, esto debido a que muchas de las personas que lo usan, no se ponen de acuerdo y no tiene una definición consensuada. A menudo, se suele presentar como un “conjunto de técnicas” cuyo objetivo es “identificar y describir el modelo de funcionamiento de cualquier habilidad especial del ser humano, para que así pueda ser comunicada, comprendida y utilizada por cualquier persona que lo desee”.

 

Sin embargo, para este articulo la PNL lo definiremos como un modelo pseudocientífico (es decir, algo que no es ciencia pero que se quiere hacer pasar por ella) compuesto de habilidades y técnicas que aparentemente sirve para pensar actuar de forma efectiva a partir del modelado de las estructuras lingüísticas, los mapas mentales y los patrones de comportamiento de las personas que han llegado a la excelencia en su campo. Y es que, empezando con las críticas, uno de los problemas del PNL es la naturaleza de su nombre, ya que cuando se menciona el término Programación Neurolingüística, la utilización del prefijo neuro- busca que se le asocie directamente con las neurociencias (conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura, la función, el desarrollo, la bioquímica, la farmacología y la patología del sistema nervioso). Sin embargo, incluso las neurociencias han demostrado que los fundamentos que defiende la PNL son falsos, y que solo se basan en creencias equivocadas y modelos de funcionamiento cerebral obsoletos.

Y te estarás preguntando ¿Entones cómo es que surgió el PLN? Sus creadores Richard Bandler y John Grinder, tenía curiosidad en como aprendíamos y en como una persona podría ser exitoso. A partir de esto, se dio cuenta que el mundo se experimenta por medio de cinco sentidos: vista, oído, tacto, olfato y gusto. A través de estos sentidos llega mucha información viene hacía nosotros continuamente es así que consciente e inconscientemente eliminamos aquello a lo que no queremos prestar atención.

 

En este sentido, Bandler y Grinder afirmaban que existía una clara conexión entre los procesos neurológicos (neuro), el lenguaje (lingüística) y los patrones de comportamiento aprendidos (programación), y que mediante diferentes técnicas se podían cambiar para lograr que los objetivos de una persona se cumplieran de forma sencilla y rápida. Es así como la PNL, en teoría, trata de “programar” o “reprogramar” la mente, entre otras cosas, y, por tanto, y a consecuencia de ello, la personalidad y las actitudes, es decir, lo que busca la PNL es que una persona pueda “aprender el lenguaje de su propio cerebro”.

¿Pero cómo es posible esto? La PNL afirma que todos los cerebros son iguales y lo que los diferencia unos de otros es el “software” o “programación” que han aprendido. Esta programación es debida a nuestro lenguaje que define cómo nos relacionamos con nosotros mismos, los demás y el mundo. De esta forma, si cambiamos la programación (lenguaje) cambiamos nuestra realidad y conseguimos nuestros objetivos. Si ya se, se que a estas alturas puedes tener dos posturas; la primera es que pienses que esto es una completa farsa, lo cual así es, y la segunda es que pienses es que esto es un gran descubrimiento.

Lamentablemente desde hace más de 40 años se sigue pensando que es un gran descubrimiento y tanto es el auge que tiene, que las personas que aplican estas técnicas a firman que cualquier persona puede aprender cualquier cosa y hasta se puede curar cualquier tipo de trastornos mentales utilizando este tipo de técnicas.

¿Pero porque todo este modelo está mal o porque no tiene fundamento científico si tiene lógica lo que plantea?  Bueno hay muchas críticas que existen alrededor de este tema y es que, aunque lo que plantea tiene “lógica”, no es del todo cierto, principalmente a la hora de aplicarlas. La principal critica que le hace es con respecto al nombre “Programación Neurolingüística”, en este sentido para Roderique en el 2009, afirmo que usar la palabra “neuro” en PNL es “efectivamente fraudulento dado que la PNL no ofrece ninguna explicación a nivel neuronal y se podría argumentar que su uso se alimenta falazmente en la noción de credibilidad científica”. Ante esta idea Stephen Briers en el 2012, menciono que la PNL no es realmente un tratamiento coherente, sino “una mezcolanza de diferentes técnicas sin base teórica muy clara”.

Y es que combina diferentes postulados de diferentes corrientes teorías psicológicas con el fin de poder vender un modelo de “autoayuda científica” sin ninguna fundamentación científica. En esta idea, Borgo en el 2006, menciona que las pocas herramientas eficaces o teorías más o menos comprobadas de la Programación Neurolingüística no le pertenecen en exclusiva y lo que tiene de novedoso no ha sido comprobado empíricamente. Así mismo, Devilly en el 2005, sostiene que la principal razón del porque estas prácticas y terapias ganan popularidad, es porque se promueven, al igual que otras pseudociencias, utilizando un conjunto de tácticas de influencia social. Estos incluyen hacer afirmaciones extraordinarias como, por ejemplo, “una cura en una sola sesión para cualquier recuerdo traumático”. Este tipo de estrategias son increíblemente desproporcionadas y juegan con la salud de muchas personas que deparan su confianza en profesionales con una supuesta preparación y una ética a la hora de desarrollar su actividad.

En conclusión, la PNL es una falacia más de las que he expuesto, ya que no estudia ni analiza el comportamiento, emociones o pensamientos de los demás. Lo único que hace es relacionar conductas manifestadas u observables (cruzar las piernas o los brazos, m

irar a la izquierda, tocarse la nariz) con estados emocionales como lo son; la ansiedad, mentir, estar a la defensiva y los relaciona de forma arbitraria o en ocasiones guiadas por lo que parece. Nunca por ningún estudio riguroso. Así que ya sabes que hacer y que decir cuando alguien te quiera vender que la PNL funciona.