Yalitza: La gran triunfadora de la temporada

Yalitza sin duda llego a la industria para reinventar paradigmas, re definir el concepto de belleza y enfrentar a México con uno de sus más grandes secretos a voces, el racismo, y es que, en un país tan cercano de Estados Unidos, tan aculturizado, y tan propenso a seguir los estándares impuestos por la globalización parece imposible admirar nuestra propia belleza, y de aquellos descendientes más profundos de las tribus fundadoras de nuestro país. Y es que Yalitza nos revelo que pese a empeñarnos en mostrarnos orgullosos de nuestras raíces, y venderlas como atractivo turístico hacia el extranjero, la población mexicana carece de empatía hacía estas etnias y culturas, subyugadas por el hombre blanco al cual nunca podrán igualar en belleza o talento.

No es sorpresa entonces que más de uno dentro y fuera de la industria se empeñara en hacerla menos, después de todo no cumplía con ninguno de los patrones que normalmente asociamos con el éxito, sin embargo Yalitza como la gran persona que es no permitió que ninguna de estas críticas la frenara, al contrario salió airosa y elegante a presentarse en cada una de las alfombras por las que desfilo, y aunque quizá no logro alzarse con ninguno de los premios grandes, sí que fue reconocida con el Hollywood Film Awards por Mejor Nueva Actriz y dejo en claro que su potencial para la actuación puede ser enorme si se le da la oportunidad.

Es probable que su fama y su mo

mento de éxito sea fugaz como tantas otras cosas de nuestro tiempo, lo que es cierto es que la herida que dejara en el colectivo mexicano y su lado más racista perdurara un largo tiempo hasta que abracemos estos nuevos paradigmas y nos mostremos verdaderamente y sin hipocresías orgullosos de nuestros pueblos indígenas.

Por lo pronto y pese a no alzarse más que con un reconocimiento Yalitza es la gran ganadora de esta temporada de premios, dueña de todas las portadas de revista, de todas las pláticas de café y de todos nuestros corazones.

Autor entrada: Luiz Navegante