Van Gogh: Las musas que inspiraron sus pinturas y sus trágicos amores

Nunca faltan las historias de amor y desamor alrededor de hombres y mujeres emblemáticos, en el ámbito artístico Van Gogh no es la excepción.

El corazón de Vincent Van Gogh se sentía atraído irremediablemente por las causas perdidas, esa clase de romances destinados a no suceder bajo ninguna circunstancia. Su alma noble, desinteresada e idealista le jugó en contra al momento de buscar el amor, pero ¿por qué no tuvo suerte en el amor?, ¿Qué sucedió con cada una de sus amantes?

El pintor impresionista tuvo una vida llena de altibajos emocionales, sus planes nunca salieron como él quería. Comenzó queriendo ser pastor de iglesia y termino siendo pintor, sus metas variaban constantemente; su falta de estabilidad emocional lo hizo vulnerable a sus propios demonios y ninguna mujer supo cómo manejarlos. Tuvo varios amoríos, pero ninguno fue exitoso. El joven Vincent le propuso matrimonio a tres mujeres, pero cada una de ellas le dieron un rotundo NO.

  • Caroline Haanebeek, su primer amor: Él le confesó sus sentimientos, pero ella dijo “no” y se casó con otro.
  • Eugénie Loyer, su amiga: Una relación fugaz y complicada, ambos decidieron separarse. Después de esto, el artista se deprimió tanto que buscó consuelo en la religión.
  • Kee-Vos Stricker, la prima deseada: Vicent se enamoró profundamente de ella, aunque obviamente lo rechazó y su cansancio la condujo a huir fuera de casa. No volverían a encontrarse jamá
  • Sien Maria Hoornik, la prostituta: Siendo cinco años mayor que él, la rescató embarazada pero la falta de dinero los separo.
  • Margot Begemann, su vecina de Holanda: Esta relación tuvo que terminar pues ella intentó s
    uicidarse porque todos opinaban sobre su relación.
  • Agostina Segatori, la chica problema: Se amaban, ella era una modelo famosa, con aspecto exótico, inclinada a los lujos y a los excesos, él le daba cuadros y ella le daba comida hasta que comenzó la inestabilidad económica.

Marguerite Gachet, su alma gemela: Ambos se enamoraron como niños, pero el padre de Maguerite y médico de Vicent impidió su unión por entender el desequilibrio emocional del que pintor era víctima. Sin embargo, ella lo recordó durante más de cincuenta años al llevar un ramo de flores amarillas hasta la tumba de quién es considerado uno de los más grandes exponentes del posimpresionismo.

Autor entrada: Lea Lakshmi