Reseña “Anne with an E”: Replanteando el feminismo de tiempos pasados

Hace poco comencé a ver Anne with an E, una serie canadiense basada en la novela Anne of Green Gables de la escritora Lucy Maud Montgonery, y adaptada por la escritora y productora Moira Walley-Beckett. Me cautivó desde el inicio por la trama, el personaje principal y los temas que aborda. La protagonista, Anne, es una niña huérfana con un espíritu lleno de esperanza. Los hermanos Cuthbert, Matthew y Marilla, deciden adoptar un niño huérfano para que los ayude con las tareas de la granja, pero por equivocación les envían a Anne, una niña soñadora, parlanchina, independiente y fuerte, y además con gran imaginación y ganas de aprender, aunque no es lo que ellos buscan.

A Anne le encanta leer e imaginar que es otras personas. Una de sus más grandes esperanzas es tener una familia en la que se sienta acogida. Así que

cuando ve a Matthew ir por ella a la estación de tren se siente muy emocionada; su sueño estaría a punto de cumplirse. Pero no todo es fácil en la vida de Anne, el pasado la persigue a veces, el orfanato, los niños que son incapaces de amar a alguien tan soñadora y parlanchina, porque la realidad es totalmente dura.

Anne es un personaje muy interesante que crece con cada experiencia, se halla tantos obstáculos y limitaciones y aprende a superarlos de manera eficaz. Además, sus padres adoptivos también aprenden a amarla, a escuchar y comprender que es una niña que, a pesar de haber sufrido una vida injusta desde pequeña, tiene un futuro tan o aún más brillante que cualquier otra niña del pueblo. Algo que hay que remarcar de esta serie es que aborda varias temáticas, trata de feminismo, de educación, de libertad y desigualdad, y se sitúa en un pueblo canadiense a fines del siglo XIX. Esta serie no decepciona, es realmente conmovedora. Y lo mejor es que puede disfrutarse junto a la familia.

Autor entrada: Patricia Miros