Remedios Naturales contra el Dengue

Como bien sabemos en nuestro país se producen infinidad de frutas, verduras y legumbres, siendo uno de los más ricos en cuanto a diversidad, hay tantas que incluso algunas de ellas causan efectos curativos ocupados por nuestros ancestros, y hoy nos toca revisar una de ellas que ha funcionado como apoyo para luchar con una de las enfermedades más comunes y mortales de los últimos tiempos.

En la actualidad México se encuentra bajo una gran epidemia de Dengue, particularmente el estado de Veracruz es el número 1 de los lugares donde se presenta esta pandemia, es por eso que el fruto del que hablaremos ha cobrado especial relevancia en la región.

 La randia aculeata mejor conocida como “crucetillo”, nombre que se le da por la forma de cruz en sus ramas, ayuda en los diversos síntomas presentados no solo por causa del denque sino también por otros padecimientos, por ejemplo, alivia la presión alta, reduce los triglicéridos, combate la diabetes, además de que es efectivo contra mordeduras de serpientes y animales ponzoñosos así como también es diurético, pareciera increíble pero un caballito o copita por las mañanas echa a andar los efectos curativos. Este prodigioso fruto es recomendable en ayunas.

El crucetillo es un fruto ovoide con su pulpa de color negro, la pulpa ya seca tiene un alto contenido de vitamina C, también es una buena fuente de sodio, potasio, magnesio, fierro, zinco y cobre. En general posee una alta actividad de antioxidantes. El fruto presenta un sabor amargo que se debe a la presencia de alcaloides,  unos compuestos naturales que contienen nitrógeno. Las hojas de este fruto sirven para aliviar la fiebre, el crucetillo tiene efectos hemostáticos, esto significa que detiene las hemorragias, de igual forma el tallo protege la disminución de las plaquetas, este mismo sin madurar puede usarse en diarreas,

Hasta el día de hoy no han sido reportados efectos secunda

rios debido a su consumo, pero sí hay que dejar en claro que debe administrarse con precaución en personas alérgicas a sus compuestos. Si conoces a una persona que está padeciendo la enfermedad del dengue tal vez puedas complementar su tratamiento con esta fruta, recuerda todo siempre con responsabilidad y sin excesos.

Fuente: Naturalista

Autor entrada: Monika Peredo