¡Pelis de anime que no debes perderte!

Si quieres pasar un rato viendo anime, pero solo quieres disfrutar de una historia rápida y buena, pues qué mejor que una película con este singular tipo de animación.

¡Y no te equivoques! Hay una variedad enorme de películas que cualquiera, ya sea el abuelo de 90 años o un pequeño de 3, pueden disfrutar. A continuación, te presento algunas recomendaciones.

Akira

Casi cuarenta años después de la explosión de una bomba atómica en Tokio, en un futuro postapocalíptico, un grupo de amigos capitaneados por Kaneda y Tetsuo van con sus motos de Neo Tokio a la antigua ciudad. Después de contemplar el enorme cráter del impacto inicial, Tetsuo sufre un accidente al intentar esquivar a un viandante. Una persona pequeña, pero con apariencia de tener una edad avanzada que, literalmente, desaparece ante la mirada de Kaneda. Una ambulancia se lleva a Tetsuo y la policía deja irse a los demás chicos. Pero al día siguiente, nadie sabe en qué hospital está Tetsuo ni cuál es su estado de salud…

Decir que esta película es un clásico del anime, es decir poco, pues además de tener una trama interesante y una animación fabulosa (o al menos lo fue en su tiempo), también significó la entrada del anime a nivel mundial.

Hotaburi no mori e

Hotaru es una chica que desde muy niña pasaba los veranos en casa de su abuelo, en un pueblo pequeño, cercano a las montañas. Durante un verano, cuando tenía 6 años, ella se pierde en el bosque de la montaña que hay junto al pueblo y comienza a llorar desesperada por no saber cómo salir de ahí, hasta que se aparece ante ella Gin, un misterioso chico con una máscara de zorro que resulta ser un “yokai”, un espíritu que vive en ese bosque como muchos. Gracias a Gin, Hotaru consigue salir del bosque y encontrarse con su abuelo. A partir de ese momento, Gin y Hotaru pasan todos los días de verano jugando dentro del bosque; no sólo durante ese año, sino durante todos los veranos siguientes, desarrollando una fuerte amistad que con el paso de los años se transforma en algo más.

Una historia de amor que disfrutaras a cada minuto, pues a pesar de ser una película de solo 45 minutos, tiene lo necesario para sobresalir y hacerse de un hueco en tu corazón.

Paprika

La Dra. Atsuko Chiba trabaja como psiquiatra y científica durante el día y, bajo el nombre codificado de “Paprika”, es una detective durante la noche. Atsuko y sus colegas trabajan en un dispositivo llamado DC Mini, el cual está pensado para ayudar a los pacientes psiquiátricos, entrando en su inconsciente, pero en las manos equivocadas podría destruir las mentes de las personas. Cuando un prototipo es robado, Atsuko/Paprika entren en acción para recuperarlo antes de cualquier daño a la vez que intenta ayudar a algunos pacientes.

Una de las obras maestras del gran director Satoshi Kon, quizá esta sea la mas reconocida, pero cualquier obra de señor, es muy recomendable. El director usa la animación misma para contarte y meterte en sus historias y esta se lleva el premio, es una cinta que vale la pena ver y dedicarle un rato.

Wolf Children

Hana, una universitaria conoce a un chico de quien se enamora profundamente, pero que resulta ser un hombre lobo (tranquilos amigos, nada que ver con crepúsculo). Ellos terminan casados y con dos hijitos, pero por azares del destino, Hana termina criando a sus niños sola. No teniendo que lidiar con todo lo que lidian las madres normales, ella también tiene batallar con un par de niños mitad lobo y acompañarlos para que descubran su camino.

Esta película resulta enternecedora, con todas las de la ley. Pues no solo muestra todo lo que una buena madre es capaz de hacer por sus hijos, sino que también como el destino juega con la gente y lo hermoso de tener una familia que te acompañe en todas esas vueltas de la vida.

El jardín de las palabras

El filme cuenta la historia de un joven aprendiz de diseñador de zapatos llamado Takao Akizuki, que acostumbra a saltarse las clases en el instituto los días de lluvia, para pasar el rato en un jardín dibujando calzado. Allí conoce a Yukari Yukino, una misteriosa mujer varios años mayor que él, que también prefiere pasar los días lluviosos bajo el gazebo del parque, bebiendo cerveza y comiendo chocolate. Desde su primer encuentro y solamente durante los días en los que cae la lluvia, ambos siguen reuniéndose y estrechando su relación. Los días soleados tendrán que volver a sus respectivas vidas.

Esta película probablemente no suene como la gran cosa, pero déjame decirte que es del mismo director de Kimi no nawa o Your name, película que el año pasado arraso con taquillas y corazones por igual. El jardín de las palabras es como un hermoso poema de amor, con sus altibajos y lleno de sentimientos. Si te consideras un romántico empedernido, no te puedes perder esta película.

-content/uploads/2019/06/jardin-de-las-palabras.png?w=921 921w, https://i2.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2019/06/jardin-de-las-palabras.png?resize=300%2C174 300w, https://i2.wp.com/cientoque.com/wp-content/uploads/2019/06/jardin-de-las-palabras.png?resize=768%2C444 768w" sizes="(max-width: 640px) 100vw, 640px" />

 

Autor entrada: Sofía Pereyra