Maneki-neko, el famoso gato de la suerte

El famoso gato moviendo la pata superior, a modo de saludo, tiene como origen una historia increíble. Su nombre es Maneki-neko y nació en un templo llamado Gotokuji, cerca de Tokio, Japón. La leyenda dice que durante el siglo XVII, en el periodo Edo, el templo Gotokuji era muy pobre. El monje que lo habitaba era una persona de edad avanzada y compartía la poca comida con su gata. Un día, Li Naokata, un señor feudal que tenía una enorme fortuna fue sorprendido por una tormenta. Para protegerse se detuvo a esperar debajo de un árbol, y mientras esperaba vio una gata que le hacía señas para que se acercara a la puerta del templo Gotokuji. La gata parecía estar levantando una pata, por lo que el hombre dejó su refugio y se acercó para verla mejor, en ese momento cayó un rayo sobre el árbol en que había estado. Impresionado y agradecido por haber salvado su vida, el hombre hizo grandes donaciones de arroz y tierras de cultivo al templo, además financió las reparaciones de éste. Así, el templo se hizo muy próspero y el maneki-neko (que significa “gato que invita a pasar”) se convirtió en un símbolo de buena suerte.

Existe otra leyenda popular en que una anciana que vivía en Imado, al este de Tokio, tuvo que vender su gato porque se encontraba en extrema pobreza. Poco tiempo d

espués, el gato se apareció en su sueño y le dijo que hiciera su imagen en arcilla. La anciana realizó la pequeña estatua tal como el gato le dijo y no tardó en venderla. Se dedicó a hacer más y la gente comenzó a comprarlas porque les gustaba. Muy pronto el gato se hizo famoso y la mujer se hizo próspera y rica.

Actualmente este gato es conocido y usado como amuleto también en occidente. Tiene varios significados, existen tres tipos según la pata que agite: si saluda con la pata derecha, prosperidad y dinero; si saluda con la izquierda, atrae visitas; si saluda con ambas patas, protege al hogar o establecimiento. Además, este gato porta un cascabel en el cuello para ahuyentar los malos espíritus y en la mano tiene un Koban, moneda japonesa antigua.

Autor entrada: Patricia Miros