Los increíbles beneficios de la naturaleza en nuestro cuerpo

Todos los seres humanos tenemos una conexión neurobiológica con la naturaleza, estar en contacto con ella nos proporciona bienestar físico y mental.

Según la sabiduría popular estar en contacto con la naturaleza es beneficioso para la salud, nuestro organismo se relaciona con el entorno y se encuentra en intercambio permanente con él. Por ejemplo, nuestro sistema inmunitario es sensible a los terpenos que emiten las plantas al protegerse, al pasear y disfrutar de ciertos paisajes se reducen a la mitad la secreción de hormas del estrés.

Algunos de los grandes beneficios del contacto con la naturaleza son los siguientes:

Se ha demostrado que después de una excursión de 40 minutos por la naturaleza se agudizan las habilidades intelectuales, un paseo por la ciudad o descansar en casa no consigue el mismo resultado, cuanto más tiempo y entre más natural y aislado sea el entorno, mejores serán los resultados.

Estar en un medio natural lejos del ruido, tiene un gran efecto psicológico, pues se dice que la naturaleza siempre nos acepta y nos acoge sin juzgarnos. Los animales, las plantas o la tierra no nos piden nada, somos seres vivos entre otras innumerables formas de vida, podemos ser como somos, haciéndonos sentir más libres.

La naturaleza es fuente de inspiración, nos brinda estímulos que nos alejan de las rutinas, del pensamiento único de las convenciones y librera la creatividad, todo lo que vemos puede convertirse en una inspiración, en la naturaleza nos redescubrimos, al tomar distancia nuestras preocupaciones y problemas parecen más lejanos, nos reconciliamos con el cuerpo y las obsesiones se desvanecen.

También nos beneficiamos de no tener acceso a internet, el correo electrónico o redes sociales. Entramos en un estado de conciencia más saludable, el entorno natural modifica el modo en que funciona nuestra mente, cuando nos movemos por el campo con todos los sentidos abiertos la atención dirigida descansa y es reemplazada por la fascinación. Es un descanso, una restauración que a menudo necesitamos, pues la atención dirigida que nos exige el trabajo o el aprendizaje causa fatiga y conductas impulsivas.

Se utilizan las estancias en medios naturales para tratar la hiperactividad y la falta de concentración, e

l entorno nos ayuda a sanar. La causa de la mayoría de enfermedades se desconoce, son consecuencias de procesos complejos que no solo suceden en el interior del cuerpo, lo que nos ocurre puede explicarse mejor si se tiene en cuenta el entorno con el que estamos íntimamente relacionados, nos abre a terapias más eficaces.

Entender al ser humano como parte de la intricada red de la vida significa abrir perspectivas a nuevas estrategias preventivas y a terapias más eficaces.

Autor entrada: Crystal Morales