Las estaciones del año SÍ afectan nuestro estado de animo

A muchos nos ha pasado que al tornarse el día nublado y frio, nos da la sensación de apacibilidad, ensoñación o melancolía, incluso recurrimos a consumir más carbohidratos de lo normal como chocolates o café como remedio para sentirnos mejor. En esta temporada de otoño e invierno, estas sensaciones aumentan en muchas personas.

Los diferentes cambios de temperatura que se presentan con las estaciones del año afectan considerablemente el estado de ánimo. Lo que mayormente se asocia con el frio es el desánimo o apaciguamiento, y con el calor vitalidad y energía. Esto tiene una explicación:

Se ha estudiado que la alteración del ciclo luz-obscuridad, a medida que los días se van haciendo más cortos con la llegada del otoño y posteriormente del invierno, genera una cierta desregulación de nuestro reloj biológico controlado por el Núcleo Supraquiasmático, el encargado de la regulación de los ritmos circadianos, el cual afecta la producción de hormonas, de neurotransmisores y demás.

A medida que empezamos a estar expuestos a menor cantidad de horas de luz solar, muchas personas empiezan a sentir síntomas similares de la depresión, más tristeza, menos ánimos, y síntomas más vinculados a la depresión atípica como el aumento del apetito, muchas ganas de comer especialmente carbohidratos y mucho sueño.

Con la llegada el verano y el aumento de los días soleados, la luz que entra a través de la retina, activa una parte de nuestro cerebro que influye tan

to en el sistema hormonal como en la neurotransmisión, aumenta la producción de serotonina, noradrenalina, y una serie de neurotransmisores que están encargados de nuestro estado anímico, por lo cual, a mayor exposición del sol, mayor cantidad de horas de luz intensa que recibimos, el estado anímico tiende a mejorar.

Algo curioso es que al igual que a los seres humanos nos afecta la disminución de exposición de luz solar en el otoño e invierno, a las plantas igual, y pueden percibir si el día es largo o corto sabiendo con ello la estación del año en la que se encuentra, lo cual repercute en sus cambios estacionales como la perdida de hojas y cambio de color, algo muy característico del otoño.

Autor entrada: Crystal Morales