La Supremacía Blanca y la verdad sobre los crímenes de odio en Estados Unidos

La cultura visto desde un punto de vista psicológico es una asociación de cómo deben ser las cosas, por ejemplo si yo soy un ciudadano estadounidense que sabe que su país controla gran parte de la economía, acciones y eventos en el mundo, mi cultura me dicta que nosotros somos superiores y podemos controlar el destino de personas a las que consideramos inferiores por no pertenecer a nuestra nacionalidad, pero cuando dentro de nuestro país las que antes eran minorías comienzan a tomar el control y dictar el rumbo del mismo entonces entramos en una disonancia cognitiva ya que no se están cumpliendo  las normas culturales bajo las cuales crecí, es aquí donde entra la supremacía blanca y comienzan a perpetuarse crímenes de odio.

La supremacía blanca es una creencia supremacista racista que sostiene que las personas blancas son superiores en diversos aspectos a las personas de otras etnias, y que por consecuencia las personas blancas deben dominar sobre ellas. Esta creencia tiene sus raíces en el racismo científico y normalmente utiliza argumentos pseudocientíficos para sustentarse, en cierta forma es bastante similar al nazismo y es también acompañada de una ideología política que fomenta el dominio social, político e histórico de los blancos.

Esta supremacía se ha visto particularmente incrementada en Estados Unidos luego del ascenso de Donald Trump a la presidencia, desde su llegada los grupos de odio en EU pasaron de 892 a 1,020, incrementándose así en un 15% y como consecuencia del respaldo que el mismo presidente da en sus discursos. Estos grupos, que se comunican principalmente a través de medios electrónicos son los que han incitado a los recientes actos terroristas que han tenido lugar en Dayton, Ohio y El Paso, Texas.

Patrick Crusius, quien ha sido identificado como el atacante de El Paso ha declarado abiertamente que su objetivo eran los mexicanos, el mismo atacante colgó en horas previas a la masacre un manifiesto en donde hablaba de una “invasión hispana de Texas” asegurando que “los hispanos tomarán el control del gobierno local y estatal de mi amado Texas”, este texto promueve la teoría supremacista blanca conocida como “el gran reemplazo”, acuñada por el francés Renaud Camus y donde se habla de un supuesto plan de las élites europeas para sustituir a la población blanca del continente por inmigrantes del norte de África y Oriente.

Si bien Crusius  se declaró como “El atacante” y se trató de un pistolero solitario, es muy probable que no estuviera solo en su cruzada y contara con el respaldo de cientos de

estadounidenses que respaldan esta ideología, y es que en tiempos en donde las líneas fronterizas son cada vez más borrosas y la interculturalidad se vuelve más fuerte, resulta risible pensar que hay quienes todavía se aferren a conceptos obsoletos y olviden las grandes lecciones de historia que nos dejó el siglo XX.

Fuente: El País

Autor entrada: Luiz Navegante