La historia detrás de la celebración del Día de muertos

 

En los últimos años la fiesta mexicana del día de muertos ha alcanzado mucha popularidad internacional, sobre todo gracias a varias películas hollywoodenses. Pero ¿se trata de una fiesta prehispánica o de una celebración cristiana?

Es cierto que los orígenes del culto a los muertos en México, son anteriores a la llegada de los españoles, pero el día de muertos como tal no existía en la cultura mexica, sino que eran varias fechas en las que se recordaban a los difuntos, una en abril, otra en julio, y otra más en octubre. En el México prehispánico, cuando alguien moría, se creía que su espíritu empezaba un viaje de 4 años hasta llegar al Mictlán (el lugar del descanso final) entonces, en el aniversario de muerte cada año se elaboraba un altar con ofrendas que le ayudarían en su travesía, incluyendo objetos que le pertenecían o comida y bebida que le gustaban al difunto en vida, además se les enterraba junto con su perro xoloitzcuintle que le serviría de guía y le ayudaría a cruzar el rio hacia el lugar de reposo. Según la leyenda quien tratara mal a un perro en vida nunca podría descansar en paz.

En España se conmemoraba el 1 de noviembre como el día de todos los santos y el día 2 como la fiesta de los fueles difuntos. Era costumbre bendecir la comida y dejarla para que la comieran los santos, además de rezar por las almas para que salieran rápido del purgatorio. ¿y por qué esas fechas? Sucede que los celtas mucho antes que los cristianos, celebraban el año nuevo alrededor del 31 de octubre (el día de la cosecha, día del Samhain) se creía que en esa fecha empezaba la temporada obscura del año y según la tradición, la barrera que separaba el mundo de los vivos y lo muertos se desvanecía.

Cuando el cristianismo se extendió por Europa ya había una celebración de todos los santos que se celebraba el 13 de mayo, pero en el año 741 el Papa Gregorio III la movió al primero de octubre, haciéndola coincidir con la celebración Samhain, que se conocería como “víspera de todos los santos”, en el mundo anglosajón se conoce como “All Hallows Eve” y más tarde como Halloween. Al parecer esta fecha está relacionada con la festividad romana llamada “feralia” donde se recordaban a los muertos y se les llevaban ofrendas de pan, sal y coronas de flores.

Cuando los españoles conquistaron Mesoamérica en el siglo XVI traen consigo la conmemoración de todos santos y los fieles difuntos, a pesar de intentar imponer la nueva religión y l

as nuevas costumbres, las antiguas se negaban a morir, las celebraciones prehispánicas se mezclaron con las españolas. Para el siglo XVIII ya se había establecido la costumbre del día de muertos y en el siglo XIX, exactamente el 1 de noviembre de 1821, el ayuntamiento de la ciudad de México lo convierte en una fiesta.

Finales de octubre y principios de noviembre son de las fechas más conocidas alrededor del mundo, cada región lo celebra de acuerdo a sus creencias ancestrales, pero todas comparten la veneración a sus fieles difuntos.

Autor entrada: Crystal Morales