Gilmore Girls: Una madre, una hija y un monton de enredos

Si estás buscando una serie llena de explosiones y acción, esta, definitivamente no es tu serie, pues lo más extremo que encontraras serán las muchas vueltas que da la historia alrededor de una mama “luchona” y su hija.

Gilmore Girls, o las chicas Gilmore en español, es una serie estadounidense, que fue estrenada el 5 de octubre del año 2000, creada por la guionista y directora Amy Sherman-Palladino. El programa cuenta con 8 temporadas, todas disponibles en Netflix.

Comenzamos siguiendo a Lorelai Gilmore, madre soltera y a su hija, Rory. Puede que en un principio parezca que la serie solo tratara las relaciones amorosas de este par, pero realmente va mucho más allá.

Con un inicio algo lento pero seguro, vas conociendo todo de la familia de Lorelai, los conflictos que surgen y complican la vida de la mujer, pero que siempre consigue arreglar, ya sea por sí misma o con la ayuda de Rory, que es la “madura de la relación”.

También, conoces a la gente de Stars Hollow, el pueblo ficticio donde se desarrolla la historia, y en donde cada habitante resulta a su muy particular modo en alguien interesante, y es que en esta serie los personajes no son solo meros secundarios para rellenar la escena, sino que se sienten tan reales que logras empatizar con ellos e interesarte por sus vidas, haciendo inevitable que quisieras hacerte amigo de alguno o bien querer “recordarle a su mamá” de lo molestos que son.

Pero la gracia de la serie no solo se queda ahí, pues sus diálogos largos y rápidos le dan un dinamismo al asunto que no permite el aburrimiento, además de que incluyen muchas referencias de la cultura pop de aquel entonces y que resultan bastante divertidas.

En pocas palabras, sería un error subestimar esta serie solo porque parece la típica seria “para chicas”, cuando realmente toca muchos temas importantes como la familia, relaciones, perseverancia, tolerancia, clases sociales, la vida escolar, y muchos otros con los que terminaras identificado.

No es del tipo de serie que te ves de un sentón, pues bastante larga y a menos que tengas tanto tiempo libre como una quinceañera, podrías acabarla pronto.

Pero, no te dejes llevar solo por la cantidad de episodios, pues una vez que la serie se gane su lugar en tu mente, no la sacarás de allí a menos que logres deshacer la maraña de enredos de la familia Gilmore.

Sin duda alguna, si las chicas Gilmore se roban tu corazón, serás capaz de reír, llorar por u

n corazón roto o hasta querer “cachetearlas” por alguna tontería que hayan hecho. Así que no dejes de darles una oportunidad, porque cuando te das cuenta, ya te sientes como parte de Stars Hollow, e inclusive, como un Gilmore más.

Puedes encontrar todas sus temporadas en Netflix.

Autor entrada: Sofía Pereyra