Fernanda Melchor y los PDFs

Hace pocos días la escritora veracruzana Fernanda Melchor escribió lo siguiente en twitter: “Si quieren verse generosos regalen las nalgas, culeros, no mis libros en PDF”, ante esto se levantó una polémica y su comentario se convirtió en trending topic. Ante su enojo con las personas que lucran con sus libros y los distribuye en formato pdf, su tweet tuvo tantos comentarios que se volvió tendencia.

Muchos lectores estuvieron en desacuerdo con la escritora de Temporada de Huracanes, pues la verdad es que muchos de los lectores no pueden comprar los libros y por eso recurren al PDF. Los libros no siempre están al alcance de todos y muchos no conoceríamos las obras que, como las de Fernanda, son nuevas y casi imposibles de conseguir.

Muchos escritores dieron su opinión, Julian Herbert escribió “la mayoría de los pfd ni siquiera se lee, las personas los tienen en su compu para farolear y compartir: con el nuevo lomo fake de las bibliotecas digitales. Pero ustedes no están listos para esa conversación”.

En Twitter y Facebook se generó tanta polémica, donde lectores y escritores defendieron el uso del pdf, pues entre más se lee un libro, aunque sea en esta versión, más ventas tiene en su versión física. Uno de los comentarios más destacados fue el Luigi Amara, quien expresó que el valor de los libros se enfoca en la libre circulación: “Muchos experimentos (y mi propia experiencia como editor) apuntan hacia algo claro: mientras más circula un libro, por ejemplo en pdf, más termina vendiéndose (…) ¿Quién no ha leído un libro pirateado cuando no ha podido conseguirlo?”

La polémica causó muchas reacciones y opiniones de todo tipo, pues los internautas recordaron que

para los estudiantes muchas veces las posibilidades de acercarse a ciertas obras son pocas, y tienen que recurrir a los PDF porque es una opción viable y fácil. Incluso, Impronta Casa Editora señaló que reproducir una copia con fines personales no es delito y fomentó el PDF, pues aseguró “es un derecho”.

Después de muchos memes y una gran discusión a favor y en contra, la escritora comentó “Bueno, ya basta de corcha y empecemos a chambear en la nueva novela, que esos PDFs piratas no se van a generar solos”. Las ofertas de PDFs no se hicieron esperar, muchos lectores compartieron sus libros en este formato y aplaudieron que se pueda acceder a ellos de manera gratuita.

Autor entrada: Patricia Miros