Expedientes Warren: Casos Celebres

Este pasado 18 de abril falleció a los 92 años la famosa parapsicóloga Lorraine Warren que junto con su esposo Ed se dedicó a resolver misterios en donde de acuerdo a sus investigaciones intervenían fenómenos del más allá.

Lorraine y Ed Warren además de forjarse un nombre en el terreno de lo paranormal alcanzaron un status quo debido a las diversas producciones televisivas y cinematográficas que inspiraron sus casos, aunque estas adaptaciones no abarcan por el momento todo el inmenso mundo de casos en los que se vieron envueltos los Warren. A continuación te presentamos una lista con sus casos más escabrosos.

Hombre lobo en Londres

Bill Ramsey comenzó sus trastornos alrededor de los nueve años, estos incluían tendencias licantropas como ladridos, aullidos de lobo y en los casos más severos ataques de mordidas dirigidos hacia sus familiares y amigos. En el 87 ocurrió uno de sus ataques más representativos al dirigir sus mordidas directamente a un oficial de policía, este requirió refuerzos de seis compañeros más quienes describieron al individuo con una fuerza sobrehumana.

De acuerdo con las investigaciones de los Warren, Bill se encontraba poseído por un demonio hombre lobo, el cuál abandono el cuerpo de Bill una vez que los Warren realizaron un exorcismo sobre él.

Los fantasmas de Connecticut

A mediados de los 80 la familia Snedeker adquirió una preciosa casa en Connecticut, en la que pronto comenzaron a experimentar sensaciones paranormales, afirmando inclusive que el agua de los lavabos comenzaba a teñirse de rojo. La casa originalmente estaba destinada como una funeraria e inclusive contaba con un mausoleo aún de pie sobre el patio. Tras documentarse al respecto y realizar diversas investigaciones los Warren concluyeron que los espíritus que hay se presentaban se encontraban molestos debido a las prácticas de necrofilia que los antiguos dueños practicaban con los cadáveres que recibían.

Terror en Amytville

Probablemente el caso más famoso de los Warren debido a las números adaptaciones fílmicas con las que ha contado (14 a la fecha), este caso nos lleva a la vida del matrimonio de George y Kathy Lutz quienes en 1976 aseguraron que su casa estaba siendo poseída por fuerzas demoniacas y experimentaron diversas manifestaciones como olores fétidos, sonidos chirriantes y agudos, e inclusive gotas de sangre brotando del piso.

Cabe mencionar que durante 1974 en esa misma residencia, el hijo mayor de la familia De Feo asesino a tiros a seis miembros de su familia incluyendo padres y hermanos, cuando este fue llevado a la corte aseguro que unas voces lo obligaron a hacer. De acuerdo a los expedientes Warren estas voces eran generadas por una presencia demoniaca que se manifestaba en forma de niño.

La Familia Perron

Este caso se encuentra adaptado en la cinta El Conjuro a cargo de James Wan, y por increíble que parezca no difiere mucho de lo que documentaron los Warren salvo por el final, ya que en la vida real la familia Perron tuvo que abandonar su residencia.

De acuerdo con los Warren la familia era atormentada por el espíritu de una bruja que había muerto ahorcada en la residencia siglos atrás. La bruja se vio obligada a esto luego de que su esposo la encontrara junto a la chimenea sacrificando a su hijo y declarando su amor a satan, no sin antes maldecir la tierra para que cualquiera que viviera allí sufriera una muerte trágica.

Annabelle, la muñeca maldita

De acuerdo con los Warren en 1970 una mujer le regalo a su hija estudiante de enfermería una muñeca Raggedy Ann, el regalo fue bien recibido y usado como objeto decorativo sobre la

cama de esta; sin embargo poco a poco comenzaron a manifestarse sucesos extraños, primero al encontrar siempre a la muñeca en distintas posiciones a las que tenía originalmente, después encontrando junto a ella notas de auxilio, y finalmente verla caminar sobre la casa afirmando ser una niña llamada Annabelle Higgins.

Cuando los Warren toman el caso en sus manos descubren que en realidad la muñeca no se encontraba poseída por ningún espíritu de niña, sino por un demonio que pretende poseer a la enfermera tras esta darle permiso para entrar en su vida. Actualmente dicha muñeca se encuentra en el museo de los Warren en Connecticut.

Autor entrada: Editorial 100 Toque

Comprometidos con la información y el entretenimiento.