eSport: El deporte del futuro

El confinamiento causado por el coronavirus frenó muchas competiciones deportivas, sin embargo hay un tipo de torneos que ha podido mantener sus actividades durante todo este tiempo: los eSport.

Los deportes electrónicos o eSports son una actividad en la que dos o más jugadores interactúan y, en general, compiten, de manera amateur o profesional, en un videojuego. Las competencias de este tipo de deportes pueden llevarse a cabo de forma remota o presencial.

Todos los eSports son videojuegos pero no todos los videojuegos son eSports. Resulta clave hacer esta diferencia cuando se trata el tema de los deportes electrónicos, un fenómeno que lleva más de cuatro décadas forjando una comunidad de jugadores, aficionados, medios y patrocinadores que lo han conducido a convertirse en una industria millonaria. Y es que este fenómeno está experimentando uno de los crecimientos más altos en seguidores, gracias a ellos de han abierto puertas nuevas de ideas de negocio en una esfera que ya mueve grandes cantidades de dinero. Según NewZoo, una reconocida consultora en el sector de videojuegos, durante 2019 el mercado global de los esports obtuvo ganancias de aproximadamente 957 millones de dólares. 

Se estima que un 75% de estos ingresos se debían a patrocinios y derechos de retransmisión de los medios. El merchandising y las entradas también representan una parte importante de los ingresos. En 2019 se celebraron 885 eventos importantes y sus entradas sumaron unos 56,3 millones de dólares. El Campeonato Mundial del 2018 de League of Legends (LOL), uno de los videojuegos que reinan en los e-sports, se transmitió en 19 idiomas y fue visto por 200 millones de espectadores, casi el doble de la audiencia de la Super Bowl de ese mismo año.

Para que un videojuego sea considerado eSport, es necesario que se cumplan ciertas reglas y características. De hecho, entre los miles de títulos disponibles actualmente, pocos son considerados eSports. 

Las condiciones, a grandes rasgos, son las siguientes: 

  • El juego debe permi
    tir el enfrentamiento directo entre dos o más participantes.
  • Los jugadores sólo pueden competir en igualdad de condiciones, y la victoria se determina únicamente por su habilidad.
  • Deben existir ligas y competiciones oficiales reguladas con reglas y formadas por equipos y jugadores profesionales.

Una de las preguntas más comunes al escuchar hablar de esports es si realmente se podrían considerar deportes o no. La respuesta de los expertos a lo anterior es clara: los deportes electrónicos SÍ son deportes. No solamente las actividades con alta demanda física se pueden considerar deportes; también lo son aquellos donde la mente tiene un papel determinante (como el caso del ajedrez). 

Autor entrada: Lea Lakshmi