Escuelas Anti Covid-19, como la arquitectura puede ayudar al control de pandemias

Un estilo muy del siglo XIX para combatir las pandemias que azotaron a las grandes ciudades

Las enfermedades forman parte de la historia de la humanidad y cada pandemia que hemos atravesado a dejado su huella para bien y para mal, poniéndonos siempre a pensar en soluciones radicales para reducir los contagios.

Después de haber sufrido grandes epidemias en siglos anteriores, el diseño de los edificios, casas y escuelas cambio completamente, tanto que hasta se pusieron reformas sobre la infraestructura de las grandes ciudades en el siglo XIX. Las escuelas al aire libre o llamadas en esa época escuelas anti tuberculosis, estaban especialmente diseñadas para prevenir y combatir una pandemia que venía arrasando a muchas grandes ciudades durante el siglo XIX y principios del XX.

En esa época, debido a la falta de avances medicinales, lo único que se sabía respecto a dichas enfermedades era qué el sol, el aire libre y el reposo mejoraba a los pacientes. Por eso todos los grandes arquitectos y diseñadores de la época se dedicaron a diseñar hospitales con ventanas más grandes, sanatorios con enormes terrazas, y viviendas elevadas para huir de los gérmenes, también se crearon muebles aerodinámicos donde el polvo no se podía esconder. Los diseños buscaban crear ambientes curativos, limpios física y simbólicamente, de enfermedades y de contaminación.

Con los años, el avance y mejoría de  la infraestructura para tratar enfermedades infecciosas disminuyo. Pero hoy con la pandemia del covid-19 el mundo ha vuelto a sentirse vulnerable. Los hospitales no estaban pensados para soportar la enorme cantidad de enfermos registrados, ni diseñados para tratar enfermedades de tan alto contagio. A l

a población se le ha pedido que cambie de ambiente, se le ha pedido que adapte su casa para trabajar desde ahí, algo para lo que no estábamos preparado. Y con la llegada del distanciamiento social y la nueva normalidad, los espacios públicos y las personas, se tienen que adaptar para ser más preventivos e higiénicos.

Es hora de que la arquitectura y el urbanismo vuelvan a tomar protagonismo en la lucha contra una pandemia.

Autor entrada: Crystal Morales