¿Entretenimiento o manipulación? El verdadero sentido de las redes sociales

El mundo de la tecnología comenzó como una forma para facilitarnos prácticamente la existencia, con ella vinieron las redes sociales con la finalidad de conectarnos entre nosotros, estas herramientas han creado cosas maravillosas en el mundo, han reunido a familias, han encontrado donantes, ha habido importantes cambios sistemáticos positivos gracias a estás plataformas, sin embargo, fuimos ingenuos respecto al otro lado de la moneda.

Las redes sociales es el nuevo mercado comercial, uno que nunca había existido. Podría verse como un mercado del futuro en el que se comercia exclusivamente con humanos, así como hay mercados para la carne de cerdo o para los combustibles, ahora se han formado mercados de en los que se comercia a gran escala con humanos y esos mercados han generado millones de ganancias que han hecho a las compañías de internet las más ricas de la historia de la humanidad.

Hablamos de un dilema que se ha tocado muchas veces en diferentes medios, donde se expone la realidad detrás de las redes sociales y el gran impacto que genera en los humanos.

El gran objetivo de las grandes empresas detrás de las redes sociales es que la gente siga atentos a su pantalla el mayor tiempo posible, con el objetivo de tener usuarios disponibles a quienes mostrar publicidad, y generar ganancias masivas. Todo esto es logrado por medio de predicciones de la conducta del usuario basado en información que regalamos voluntariamente.

Hemos creamos un mundo en el que la conexión es primordial, en especial con las nuevas generaciones, sin embargo, se ha pasado desapercibido que cuando dos personas se conectan es a través de alguien que paga para manipular a esas personas, se ha creado una generación global de personas que crecen en un contexto de comunicación errónea.

>La tecnología persuasiva es un diseño aplicado en extremo con la intención de modificar el comportamiento, en psicología se le llama reforzamiento positivo intermitente, lo que haría que consideremos las redes sociales como una droga, millones de años de evolución desarrollaron este sistema para acercarnos y vivir.

Todo esto nos deja alusión de que, sin duda, un vehículo que optimiza la conexión entre personas como las redes sociales es potencialmente adictivo, sin darnos cuenta.

Autor entrada: Crystal Morales