El restaurante que vendía hamburguesas de carne humana

¡Y no, esto no paso en China!

Joseph Metheny, mejor conocido como “asesino canibal” o “hamburguesero” nació en 1955 en Baltimore, Estados Unidos. Se desconoce a ciencia cierta cómo fue su infancia, pero poco que se sabe por entrevistas realizadas es que su padre era un alcohólico y falleció en un accidente cuando él tenía 6 años, también dijo que tenía 5 hijos más y se veía obligado a trabajar dobles turnos, mandándolo a vivir con otras familias, sin embargo en las mismas entrevistas de investigación su madre desmintió todo esto, agregando que en su adolescencia Joseph se volvió un alcohólico y adicto a las drogas.

El inicio de los asesinatos fue causa de su ex- esposa, algo que el considero una dulce venganza, ella, según cuentan, era adicta al crack, un día que llegó Metheny a su casa después de doblar turno en su trabajo como camionero pudo observar que no había nada en el hogar, ni siquiera su hijo de 6 años de edad.

Se llenó de rabia al enterarse 6 meses después por un amigo que su ex mujer se había ido al otro lado de la ciudad con otro hombre, hombre que la vendió a cambio de drogas, cuando la policía supo de esto atendieron el caso y se llevaron a su hijo por negligencia y abuso infantil, así que sus esperanzas de recuperar a su pequeño fueron menores ya que él por su pasado tenía antecedentes que no se lo permitirían.

Su mente generó sentimientos de odio hacia la que había sido su pareja y de la persona con la que se había metido, así que, lleno de rabia fue buscando a esos dos drogadictos para matarlos, pero al llegar al supuesto lugar donde se encontraban, debajo de un puente, sólo encontró dos moribundos drogándose hasta morir y como pensó que probablemente trabajaban para ellos, les propició una golpiza hasta matarlos y sin recibir información de las personas por las que iba.

Después encontró a una prostituta a la que drogó y al no poder sacarle información de lo que quería la golpeó, la violó y la mató escondiéndola en unos arbustos, en unos minutos encontró a su próxima víctima, otra mujer a la que torturó y mató, pero un señor que estaba pescando en el río cerca de él lo vio, pero este obtuvo la misma suerte que la mujer ya que Joseph lo golpeó con un tubo de metal hasta matarlo. Fueron 5 asesinatos que cometió en una noche, arrojó los tres últimos cuerpos al río, una semana después fue buscado por la policía y acusado solo por 2 asesinatos (los moribundos bajo el puente), ya que no encontraron suficiente prueba para culparlo de los cuerpos encontrados en el río, encerrándolo 18 meses.

Estar en la cárcel le afectó en su ámbito laboral, así que le suplicó a su antiguo jefe que le diera asilo en un granero; el jefe aceptó y así siguió planificando asesinatos de más personas.

Al no saber qué hacer con tanto cuerpo muerto en el terreno donde vivía decidió abrir un puesto de hamburguesas y sándwiches, tenía carne asada y de cerdo, pero su pensar era que nadie notaría la diferencia entre el sabor de la carne de cerdo con la de un humano, así que comenzó a hacer una mezcla de ambas, vendiéndolas con éxito. Has

ta que se quedó sin carne especial y tuvo que recurrir a otra nueva víctima; otra prostituta a la cual emborrachó, le arrancó la ropa y comenzó a golpearla, ella lloraba y gritaba pero él solo se reía. En un descuido pequeño, volteó y aprovechó la chica para correr, brincarse una barda y salir de aquella tortura.

La policía llegó al lugar de los hechos y Joseph no hizo nada para escapar; en el lugar se hallaban cuerpos en descomposición y colgados como si fuera una carnicería y por fin pudo ser procesado, le dieron cadena perpetua en el año 2000 acabando así con la pesadilla de muchos amantes de las hamburguesas.

Autor entrada: Monika Peredo